La violencia aumenta en Egipto | El Mundo | DW | 02.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La violencia aumenta en Egipto

En Egipto, a las manifestaciones pacíficas ha seguido una escalada de violencia. Opositores y adeptos del régimen se han enfrentado cruentamente. Más voces internacionales se unen a la oposición pidiendo cambio.

default

Opositores a Mubarak y adeptos durante enfrentamientos el 02.02.2011

Los disturbios en las calles de El Cairo se tornaron hoy (02.02.2010) más violentos, con el lanzamiento de cócteles Molotov y gases lacrimógenos entre los seguidores y los detractores del régimen de Hosni Mubarak. Al anochecer, los enfrentamientos con piedras, garrotes y machetes llevaban ya varias horas. Las cifras difieren según la fuente, pero se habla de cerca de 500 heridos y un muerto.

¿Filas de civiles armados?

Un millón de personas salieron a las calles el día martes 01.02 a expresarse en contra de Mubarak y a pedir democracia y libertad en Egipto. No hubo muertos, ni un solo herido. Pero el día después, cuando decenas de miles de opositores al régimen ocuparon la Plaza Tahrir, la Plaza de la Liberación, filas ordenadas de supuestos seguidores de Mubarak salieron armados con garrotes, navajas y machetes, montados en caballos y camellos, a enfrentar a los otros, a los que piden en El Cairo y Alejandría que el presidente se vaya.

Estos enfrentamientos recuerdan a las maneras utilizadas por la policía durante las primeras horas de manifestaciones la pasada semana, informa El País en su versión digital. Que se trate efectivamente de efectivos oficiales sin uniforme, es difícil de comprobar. Testigos oculares afirman que se trata de la Policía egipcia, mezclada con malhechores liberados de las cárceles.

Ägypten Kairo Proteste Demonstrationen NO FLASH

"Queremos a Egipto"

Abandonar rápidamente Egipto

Mientras las calles hierven y la violencia aumenta, miles de extranjeros esperan poder tomar un avión en el caótico aeropuerto de El Cairo. China, Japón, Canadá, Gran Bretaña y Turquía anunciaron en los últimos dos días vuelos adicionales para evacuar a sus ciudadanos.

"El aeropuerto está en un estado de caos; todas las líneas aéreas están luchando para conseguir franjas horarias de aterrizaje y despegue", dijo Mark Briffa, presidente ejecutivo de Air Partner, un proveedor de vuelos charter para empresas, gobiernos y particulares.

"La realidad es que no hay suficiente capacidad adicional en las compañías comerciales para sacar al vasto número de personas que están tratando de salir de Egipto en este momento. Que algunas líneas aéreas están suspendiendo vuelos hacia y desde El Cairo, reduce aún más la capacidad", informa Briffa. Las autoridades de Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá –entre otros- ofrecen vuelos charter por una tarifa que ronda los 485 dólares. La evacuación no es ordenada y el toque de queda afecta horarios.

La ira crece

La furia del pueblo egipcio es grande, comentan corresponsales: su esperanza de un rápido cambio se desvaneció a la tarde cuando el todavía presidente egipcio anunció que se irá, pero no inmediatamente: “Lo digo claramente, los meses de mandato que me quedan los utilizaré para dar los pasos necesarios para un cambio en el poder. Para que éste pueda pasar, pacíficamente, a manos de quien el pueblo escoja”, declaró Mubarak.

Entretanto, los militares exigen finalizar las protestas, que la gente retome a su vida normal; algo que la oposición no acepta. El líder de la oposición, Mohammed El Baradei, sigue exigiendo que Mubarak entregue el poder hasta el viernes.

Mientras tanto, las voces internacionales subrayando que el tiempo de Mubarak ha pasado, se acumulan. "Ahora es tiempo para el cambio ", declaró el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle a la vez que exhortaba a las autoridades egipcias a no usar la violencia contra los manifestantes. "Aquí se expresa un legítimo deseo de la población, que cuenta con el apoyo de Alemania", declaró Westerwelle. Y Washington exige que “la transición debe empezar inmediatamente".

MB/dpa/efe/rtr/ap
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda