La Unión Europea ante la emergencia en América Latina: una vuelta de tuerca | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 14.10.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

La Unión Europea ante la emergencia en América Latina: una vuelta de tuerca

América Latina y el Caribe no se cuentan entre las regiones prioritarias de la cooperación de la UE. Pero son importantes socios comerciales y están inmersos en una gran crisis. Bruselas reacciona.

La conciencia de que América Latina se encuentra en situación de emergencia crece en Bruselas. Esta semana el tema llegó a los 27 ministros de Relaciones Exteriores.

"Los estados miembros de la UE apoyan la idea de revitalizar las relaciones, y están dispuestos a compartir con sus socios de América Latina y el Caribe ambiciosos objetivos medioambientales y políticas digitales, en línea con las prioridades de la UE”, dijo a DW Nabila Massrali, portavoz de Asuntos Exteriores de la Comisión Europea.

En un momento en que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una caída del 8,1% de su Producto Interno Bruto, y que la región se lleva el récord de fallecidos por el coronavirus, que América Latina volviese a la agenda de Bruselas no suena mal. Cabe recordar que la región, hasta ahora, no consta entre las prioridades presupuestarias y de cooperación de la UE. 

¿Una vuelta de tuerca a los acuerdos con la UE ayudaría?

Por otro lado, con excepción de Venezuela, los países de América Latina y el Caribe están unidos a la UE  por algún tipo de acuerdo. Cuba y Bolivia, por acuerdos de cooperación; América Central, por acuerdos de asociación; Colombia, Perú y Ecuador, por un acuerdo de libre comercio; México, por un acuerdo global en proceso de modernización. Con Chile une a la UE un acuerdo de asociación, también en vías de ser modernizado. Y los cuatro países del Mercosur están unidos por un acuerdo de asociación en vías de ser ratificado.

La región es el quinto socio comercial de la Unión Europea. En un reciente informe de la Comisión de Comercio del Parlamento Europeo se subraya lo beneficioso de tener buenas relaciones comerciales con la región para diversificar las cadenas de suministro de la UE. Por eso, el acuerdo con los países del Mercosur, sería, según el informe aprobado por la Eurocámara, de especial importancia.

Si el medio ambiente es prioridad europea, la Amazonía lo es aún más

Pero ese acuerdo es tan vital para asegurar el suministro de ciertas materias primas a la UE, como controvertido es en materia de medio ambiente. El aumento de las exportaciones de soya y ganado desde el gigante del sur hacia el Viejo Continente tendría un impacto negativo en una de las regiones mundialmente más importantes en la lucha contra el cambio climático: la Amazonía.

Avocado Farm in La Ligua, Chile

El agua para la producción de aguacates seca a las poblaciones vecinas, Chile (2013)

La protección de esa región -así lo dijo esta semana el propio Josep Borrell, Alto Representante de la Política Exterior de la UE- sería uno de los temas centrales a ser revitalizado con los socios del otro lado del mar.

Entre la pandemia, el estallido social y los acuerdos internacionales

Este es un momento particularmente importante. Por un lado, por la crisis del COVID-19 y sus consecuencias; por otro, por la crisis climática y el "reverdecimiento” de las políticas europeas para cumplir con el Acuerdo de París contra el cambio climático, y para conseguir los objetivos de desarrollo sostenible.

Asimismo, debido al estallido social en América Latina y a la poca diversificación de sus economías -orientadas al suministro de materias primas-, también para los socios europeos. A ello se suma que, a pesar de que los tratados europeos cumplen con incluir cláusulas de respeto a tratados internacionales de derechos laborales, sociales y ambientales, en la práctica no es raro que estas se queden solo en las buenas intenciones. 

Helmut Scholz

Helmut Scholz, eurodiputado alemán, especialista en comercio internacional

"Estamos en medio de un proceso. La Comisión Europea se encuentra en plena revisión de su política comercial”, explica a DW el eurodiputado Helmut Scholz, especialista en comercio y ponente, en su momento, del acuerdo comercial con Ecuador.  

El impacto de la extracción minera, los monocultivos en las fuentes de agua, la deforestación por la agroindustria exportadora y el impacto de las exportaciones europeas en los pequeños y medianos productores, son elementos que deberían tener cabida en los futuros acuerdos.

"Estamos trabajando en una propuesta que incluya la realidad de hoy, con COVID-19, de países como México. Esto debe ser tenido en cuenta en la revisión de la política comercial”, afirma Scholz, agregando que es precisamente a través del capítulo de sostenibilidad de los acuerdos ya firmados que se puede mejorar su implementación, para que aporten, de verdad, a una transición verde, inclusiva y sostenible. ¿Es de esto de lo que se trata? Eso está por verse.

En cualquier caso, según la portavoz de la Comisión Europea, se ha tomado conciencia de la crisis latinoamericana: "Es urgente relanzar el diálogo interregional, dada la importancia económica y geopolítica que la región latinoamericana y caribeña tiene para Europa”.

(cp)