La UE y las elecciones en Bolivia: “Hay que esperar” | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 25.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

La UE y las elecciones en Bolivia: “Hay que esperar”

En un comunicado la UE apoyó la propuesta de la OEA en cuanto a pedir una segunda vuelta electoral en Bolivia. Entretanto, el presidente Evo Morales da por sentado que no la habrá. ¿Ahora qué?

La Unión Europea (UE) detecta fallas en el proceso electoral en Bolivia y por ello se une al pedido de la Organización de Estados Americanos (OEA) de que, sea cual fuere el resultado oficial final, se vaya a una segunda vuelta. Para que no haya dudas de que todo ha sido transparente.  Una reacción al anuncio del presidente Evo Morales en cuanto a su "triunfo en primera vuelta" se hace esperar.

¿Van a reconocer o a desconocer el triunfo de líder boliviano? Es muy pronto para decirlo, informan fuentes oficiales. Con fallos como la interrupción en el conteo de votos, la transparencia del proceso no ha estado garantizada. ¿Entonces? Hay que esperar, es la respuesta.

¿Se veía venir?

La situación suena conocida. Desde que Evo Morales decidiera pasar por alto el resultado del referéndum que cerraba el paso a una reelección, Bruselas no las tenía todas consigo para esta jornada electoral. A diferencia de otras jornadas electorales, la UE no desplegó su Misión de Observación Electoral normal. Ésta prevé observadores de larga duración, que llegan a los países en elecciones dos meses antes y se quedan hasta pasados los comicios. A la misión normal se suele unir, para la jornada misma, una delegación del Parlamento Europeo.

Esta vez no fue así. Se envió solo a una misión de especialistas, exactamente a dos, que llegaron al país el 25 de septiembre pasado. De sus encuentros con todos los actores involucrados y de lo que observaron en la jornada electoral misma sacarán sus conclusiones que serán presentadas pronto en Bruselas. Y entregadas al gobierno posteriormente.

Para el caso de que estuviesen miembros del Parlamento Europeo en el país andino, la Eurocámara dejó claro que su postura sería a título personal, no la del legislativo de la Unión y menos la del conjunto de la UE.  

Hasta el mismo 20 de octubre, el encargado de prensa de la pequeña misión manifestaba que, aparte de mínimos contratiempos, todo iba por un cauce normal y transparente. Fue la interrupción del conteo lo que disparó las sospechas. Y más aún que una vez reanudado, el margen entre los votos a favor de Evo Morales y de Carlos Mesa se ampliara por encima de los diez puntos porcentuales, hasta - presuntamente - no hacer necesaria una segunda vuelta.

Por su parte, en su alocución ante el Consejo Permanente de la OEA, el canciller boliviano explica que tanto el retraso como el incremento de los votos favorables para el oficialismo se origina en el origen de los sufragios: el entorno rural.

Como fuere, las protestas callejeras debidas a un supuesto fraude electoral causan preocupación y se detecta un uso indebido de la violencia. En este sentido, la UE se une también a los llamados internacionales de todos los actores a cesar con las manifestaciones y declaraciones violentas. Por otro lado, recuerda a Bolivia que la UE “es un gran socio del país y que la cooperación europea está basada en valores democráticos compartidos que deben ser preservados en todo momento”.
 
A titulo personal

Según el eurodiputado Manu Pineda, que estuvo presente en la jornada electoral de Bolivia, “es una irresponsabilidad" que la UE apoyara en un comunicado (24.10.2019) la posición de la OEA en cuanto a un llamado a una segunda vuelta.  

Portrait Manuel Pineda (European Parliament)

Manuel Pineda, miembro del Parlamento Eruopeo

Según Pineda, diputado del bloque de la izquierda, “la UE no puede dudar de un proceso impecable en base a lo que opine la OEA, un organismo cuya credibilidad e independencia son nulas si se analiza el papel que ha jugado en un caso como el de Venezuela”. 

Cabe resaltar que la OEA sí desplegó una misión de observación electoral completa. En este sentido, ironiza Pineda, “la OEA, la UE, Brasil, Argentina, Colombia y Estados Unidos son los que están pidiendo una segunda vuelta. Qué casualidad”.

¿Y si no hay segunda vuelta?

¿Y qué pasa si el gobierno de Evo Morales no convoca a la segunda vuelta en estas controvertidas elecciones? ¿Desconocerían al gobierno como sucedió con el de Nicolás Maduro en Venezuela?

Es muy pronto para decirlo, responden fuentes oficiales. Hay que esperar que el Tribunal Supremo Electoral emita los últimos resultados. Hay que esperar a ver si Evo Morales, en aras del reconocimiento internacional, acepta medirse con Carlos Mesa en diciembre. Hay que esperar a ver si la presión de la calle obliga al gobierno a tomar otras medidas. Hay que esperar…

(jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda