La UE, sin respuestas comunes para Turquía y Hong Kong | Europa | DW | 13.07.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

La UE, sin respuestas comunes para Turquía y Hong Kong

Largos debates y pocos acuerdos entre los ministros de Asuntos Exteriores de la UE sobre Turquía y Hong Kong. Una cosa sí está clara: Josep Borrell, jefe de diplomacia de la UE, debe seguir buscando el diálogo.

El anuncio de Turquía de que Hagia Sophia se usaría como mezquita en el futuro fue motivo de crítica en el encuentro de los ministros de Exteriores de la UE. Jean Asselborn, encargado de la diplomacia de Luxemburgo, calificó este hecho como "golpe contra la Alianza de Civilizaciones", una iniciativa política de hace 15 años, destinada a fortalecer el intercambio entre cristianos y musulmanes. Su colega austriaco Alexander Schallenberg habló del "último eslabón en una cadena de provocaciones". La ira de los ministros no condujo a ninguna otra reacción, aparte de una condena unánime.

Más y más conflictos con Turquía

Se sabe que el gobierno austriaco ha sido particularmente crítico con Turquía durante años. Exige reiteradamente que se cancelen por completo las de por sí estancadas negociaciones de adhesión con Ankara. "La Unión Europea debería hacer aquí un corte claro", dijo el ministro Schallenberg.

"Las relaciones con Turquía se desarrollaron en la dirección equivocada", agregó Asselborn, de Luxemburgo. Es grave que Ankara luche contra los defensores de los derechos humanos como si fueran "terroristas" y que intente imponer sus intereses hegemónicos en el Mediterráneo sobre el derecho internacional. Con ello se refería a las perforaciones turcas de gas en la costa de Chipre, lo que desencadenó una disputa permanente entre Atenas, Ankara y Nicosia. También se criticó la intervención militar turca en Libia, donde apoyó al primer ministro Fayez al Sarraj.

"La situación en Libia sigue siendo mala, el embargo de armas no se está cumpliendo y la resolución de la ONU no se está implementando", criticó el jefe diplomático de la UE, Josep Borrell. Además hay otro motivo de controversia: Turquía mantiene abierto un solo cruce fronterizo para abastecer a los refugiados de la guerra en el noroeste de Siria.

Soldado turco en Siria.

Soldado turco en Siria: intervención militar muy criticada internacionalmente.

 "Diálogo" sobre relaciones tensas

La única respuesta es seguir buscando el diálogo con Ankara. Los ministros han mostrado su apoyo a Borrell para que lo haga. Además, se debatió sobre la importancia estratégica de Turquía en términos de política exterior y de seguridad: principalmente sobre el acuerdo sobre refugiados, que ha estado en vigor desde 2015, y que evita en gran medida que los migrantes accedan libremente a Europa.

Alemania sigue apostando por el "diálogo” con Turquía. 

Refugiados en la zona fronteriza entre Turquía y Grecia.

Refugiados en la zona fronteriza entre Turquía y Grecia.

UE escéptica sobre la situación en Hong Kong

La nueva Ley de Seguridad para Hong Kong resultó aún más "draconiana" de lo que se temía, explicó Josep Borrell. Esta tendrá un impacto en las relaciones mutuas y representa una violación de las obligaciones internacionales de China.  Además, la UE sigue mostrando su apoyo con los ciudadanos de Hong Kong.

Sin embargo, no hay contramedidas inmediatas. La UE está preparando su respuesta, según Bruselas. Y al principio solo se trata de dar pequeños pasos. Finlandia ha anunciado que se suspenderá el acuerdo de extradición con China con respecto a Hong Kong. Suecia también apoyó esta medida. "Todos los países miembros están considerando el acuerdo de extradición y el acuerdo de asistencia legal", dijo Heiko Maas. La decisión es de responsabilidad nacional.

Alemania y Francia propusieron cancelar la exportación de los llamados productos de doble uso, que se pueden utilizar para reprimir protestas. También se otorgarán becas a científicos y artistas de Hong Kong para facilitar su estadía en la UE. Maas agregó que se suspendería el estatus especial de Hong Kong y "ya no se trataría a Hong Kong de manera diferente que a China continental".

Lo que París y Berlín dejaron en el tintero fue, por ejemplo, aplicar sanciones contra los políticos chinos por implementar la nueva Ley de Seguridad o medidas económicas de cualquier tipo. Aquí también, se apuesta por el diálogo y, en particular, el gobierno alemán se decanta por la vía cautelosa hacia Pekín.

Dos socios comerciales especialmente cercanos a China, Hungría y Grecia, mostraron sus reticencias a que se apliquen medidas contra dicho país .

La UE sigue sin ponerse de acuerdo al respecto y, por esta razón, no tiene una postura común hacia China, incluso a la luz de los acontecimientos recientes. La jefa de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, habló recientemente de "consecuencias muy graves" debido a la nueva Ley de Seguridad, pero en la actualidad no hay evidencias concretas.

(rmr/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda