La UE ha coordinado entrega de más de 66.000 toneladas de ayuda a Ucrania | Europa al día | DW | 11.08.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

La UE ha coordinado entrega de más de 66.000 toneladas de ayuda a Ucrania

Para llevar a cabo las entregas se han creado centros logísticos en Polonia, Rumania y Eslovaquia, desde donde se canaliza la ayuda directamente a Ucrania.

Voluntarios alemanes ayudan a refugiados ucranianos procedentes de Polonia.

Voluntarios alemanes ayudan a refugiados ucranianos procedentes de Polonia.

La Unión Europea (UE) ha coordinado ya más de 66.000 toneladas de ayuda a Ucrania procedentes de 30 países a través del Mecanismo de Protección Civil comunitario, en la que es ya la operación de asistencia más duradera y compleja desde la creación en 2001 de ese sistema, informó este jueves (11.08.2022) la Comisión Europea. 

La ayuda prestada incluye 180 ambulancias, 125 vehículos de extinción de incendios, 300 generadores de energía, 35 vehículos de maquinaria pesada y 4 puentes de pontones, señaló la Comisión en un comunicado, en el que precisó que el valor de la operación se estima hasta ahora en 425 millones de euros. 

Necesidades humanitarias aumentaron "a niveles sin precedentes"

"Proporcionando ayuda de emergencia, podemos al menos aliviar la inmensa presión sobre los sistemas de respuesta de emergencia de Ucrania", destacó el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic. 

El pasado 15 de febrero, Ucrania activó el Mecanismo de Protección Civil de la UE a fin de prepararse para una emergencia a gran escala y, desde entonces, el Centro de Coordinación de Respuesta de Emergencia de la UE mantiene un "estrecho contacto" con las autoridades ucranianas para determinar las necesidades específicas y coordinar la respuesta de la UE a la crisis.

La CE recordó que, desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero, las necesidades humanitarias en Ucrania han aumentado "a niveles sin precedentes", ya que la guerra "pone en peligro la vida de los civiles" y provoca "graves daños" en las viviendas, el suministro de agua y electricidad, la calefacción, pero también en infraestructuras públicas como escuelas e instalaciones sanitarias. (efe)