La UE en el plan de desarrollo para México y Centroamérica: “No son sueños” | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 18.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

La UE en el plan de desarrollo para México y Centroamérica: “No son sueños”

El plan de desarrollo para México y Centroamérica recibiría el apoyo de la Unión Europea. En el marco de los European Development Days, las causas de la migración llegaron a los oídos indicados en Bruselas.

La Unión Europea apoyará el Plan Integral de Desarrollo para México, El Salvador, Honduras y Guatemala. En el marco de los European Development Days (EDD) 2019, el plan desarrollado por la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL) a instancias de México fue presentado en Bruselas.

En este evento, que lleva el lema "Addressing inequalities: buidling a world which levaes no one behind” –y que en su 13a edición  reúne en dos jornadas a unos 8000 participantes de 149 países-, los temas que tocan a las causas de la migración  de cientos de miles de centroamericanos rumbo al norte no llegan a oídos sordos.  

"Nos encantaría tener apoyo de Panamá y Costa Rica; nos encantaría que se sumara Belice. Pero vamos a empezar con las prioridades de estos cuatro países”, anunció Jolita Butkeviciene, directora para América Latina y el Caribe de Cooperación Internacional y Desarrollo. 

El plan comenzó a ser elaborado por la CEPAL a instancias de México tan pronto llegó Andrés Manuel López Obrador al gobierno. Se trata de atacar las raíces profundas del hecho de que, en este momento, haya en América Latina 30 millones de personas viviendo fuera de su país de origen, 20 millones de ellos en Estados Unidos, y once millones, allí, en situación irregular. 

Según explicó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, la raíz de  todo es la falta de crecimiento combinada con la pobreza y la inequidad. "El 10% de la población más rica gana 70 veces que el 10% de la población más pobre. Y eso es demasiado”, subrayó Bárcena.

La evasión fiscal en estos países, el rápido crecimiento de las ciudades y la falta de conexión del agro llevan a las poblaciones a migrar. El imán de los Estados Unidos se basa en que, por un lado, algún miembro de la familia ha migrado ya. Por otro, el salario que se percibe en Estados Unidos es diez veces más alto que en México, por ejemplo. "¿Quién migra? La gente joven entre los 18 y los 48 años. Entran unos 362.000 al año al mercado laboral, pero se crean sólo 127.000”, explica Bárcena.

 A esto se suma el cambio climático: si hasta hace un par de años había dos cosechas al año, ahora, debido a la sequía, hay una sola. Y esta se ve amenazada por las inundaciones.

Propuestas concretas

En cualquier caso, "no son sueños, es un plan realista el que estamos presentando”, afirma Bárcena. La especialista ve absolutamente factible el incrementar las exportaciones de productos centroamericanos a México (actualmente sólo un 5% por ciento) o bajar el costo de las remesas internacionales de las que viven muchas familias centroamericanas. O modernizar el sistema ferroviario existente. O integrar al sur de México en el Sistema Centro Americano de Interconexión Eléctrica y usar la misma infraestructura para crear una carretera digital.

En cualquier caso, las 16 agencias de la Naciones Unidas forman parte de este plan, que tiene cuatro pilares: la integración de políticas fiscales en el comercio; incremento del bienestar, la sostenibilidad ambiental y la gerencia integral del ciclo migratorio. Esto último se manifestaría en albergues para los que deciden migrar. "Queremos llegar a que migrar sea una opción, no una obligación”, apuntaba la diplomática mexicana.

¿El mejor momento?

El momento para apoyar este plan centroamericano de la UE es crucial debido a la implementación de la agenda de desarrollo 2030 de Naciones Unidas. ¿Por qué escoge México este momento? "Se trata principalmente de la voluntad política de López Obrador”, explica a DW Alicia Bárcena. "Le interesa impulsar el sur mexicano y con él, a Centroamérica”, agrega.

En cuanto a los demás países que integrarían este espacio económico y su alto nivel de corrupción, el que representa un obstáculo para el desarrollo, Bárcena opta por una respuesta pragmática: "creo que hay que buscar un plan que pueda convocar a todos y que pueda reunificar un proceso de desarrollo en la región. No podemos dejar ir esta oportunidad, estamos perdiendo a los jóvenes”, concluye.

En cualquier caso, la intención de la UE de participar está clara: "Ya tenemos expertos en el terreno para determinar cuánto esfuerzo y presupuesto va a poner cada uno. El de la UE será significativo”, anunció Butkeviciene.

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema