La UE avanza en la reforma de la zona euro | Economía - Últimas Noticias sobre economía y finanzas | DW | 04.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

La UE avanza en la reforma de la zona euro

Tras meses de duras negociaciones en la UE, los países de la unión monetaria acordaron finalmente reformas y un nuevo impuesto. Aún falta el respaldo de cifras concretas. Desde Bruselas, Bernd Riegert.

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz (izq.) y su homólogo francés, Bruno Le Maire: el acuerdo franco-germano trajo el avance. (picture alliance/AP Photo/M. Euler)

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz (izq.) y su homólogo francés, Bruno Le Maire: el acuerdo franco-germano trajo el avance.

Después de 16 horas de negociaciones, en la mañana de este martes (4.12.2018), los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) elaboraron un paquete de reformas para la unión monetaria. Es, al menos, un paso hacia adelante. Las propuestas aún necesitan la aprobación de los jefes de Estado y de Gobierno en las próximas semanas. Además, la mayoría de las reformas todavía no están respaldadas por cifras presupuestarias sólidas, sino que son métodos y conceptos acordados para hacer que la zona euro sea más resistente a crisis en el futuro.

No obstante, el ministro de Finanzas alemán, el socialdemócrata Olaf Scholz, elogió las reformas acordadas como un "gran paso hacia adelante", que hace que nuestras vidas sean un poco más seguras. El entusiasmo de Scholz se debe probablemente al hecho de que, después de meses de tira y afloja, al menos se logró un acuerdo con Francia, que tenía objetivos mucho más altos.

Aquí están los puntos clave de las propuestas de reforma:

Presupuesto de la zona euro

- Según el Ministro de Finanzas alemán, los 19 Estados miembros deberán recibir "algo similar" a un presupuesto propio, para tareas dentro de la unión monetaria. Con ese fondo, deben promoverse inversiones dentro de la zona monetaria para nivelar, a largo plazo, el desempeño económico de los Estados miembros. Sin embargo, el presupuesto de la zona euro se integrará en el presupuesto general de los 27 Estados de la UE.

Todo se negocia dentro de un marco presupuestario que estará vigente a partir de 2021. La suma de que dispondrá esta nueva bolsa presupuestaria aún no se ha decidido. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha abogado por que la suma ascienda a cientos de miles de millones de euros. Alemania es, en este sentido, mucho más escéptica y modesta. No habrá un ministro de Finanzas para el euro. Francia no logró imponer esta propuesta.

 El euro debe ser más resistente a las crisis: la UE apuesta por garantizar más fondos a la banca. (Getty Images/AFP/D. Roland)

El euro debe ser más resistente a las crisis: la UE apuesta por garantizar más fondos a la banca.

Fondo Monetario Europeo

- El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que cuenta con un fondo de rescate de 750 mil millones de euros, asumirá nuevas responsabilidades y competencias ampliadas. En el futuro, el MEDE también servirá como último reaseguro para la liquidación conjunta de bancos quebrados en la zona euro. Con esto, considera el director general del MEDE, Klaus Regling, se incrementará la fuerza disuasoria para evitar la especulación contra ciertos bancos o productos financieros.

El fondo de rescate debería poder intervenir antes, si hay dificultades con los presupuestos de determinados Estados miembros. El MEDE debe establecer condiciones y modelos de reforma, en estrecha colaboración con la Comisión Europea, en Bruselas. El Fondo Monetario Internacional, que anteriormente tenía que participar en los programas de rescate debido, principalmente, al expreso deseo alemán, ya no tiene necesariamente que intervenir. Finalmente, el MEDE deberá ser transformado en un Fondo Monetario Europeo, que podrá aliviar a países en quiebra con préstamos más rápidos que hasta ahora.

Nuevo impuesto digital

- A más tardar en 2021, la UE quiere imponer un nuevo impuesto a los negocios digitales de las principales empresas de Internet. Su objetivo es, sobre todo, obtener ganancias de la publicidad digital en sitios web, y cobrarlas allí donde se realiza el negocio. El país de origen de la empresa no debería desempeñar ningún papel. Visto así, si Google gana dinero en Alemania, el impuesto debe pagarse en ese país, incluso si Google tiene su sede física en Luxemburgo o Bélgica.

Los europeos se esfuerzan por aumentar este impuesto junto con EE. UU., China y otros actores a escala global. Si falla un acuerdo en el marco del G20 o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el impuesto se introducirá unilateralmente en Europa a partir de 2021.

Nuevo impuesto para las empresas digitales, en algún momento a partir de 2021. (picture-alliance/dpa/S. Hoppe)

Nuevo impuesto para las empresas digitales, en algún momento a partir de 2021.

Unión bancaria

- Los ministros acordaron continuar trabajando en la unión bancaria. Aquí se discute, sobre todo, cuándo se puede conseguir asegurar conjuntamente los depósitos. Hasta el momento, solo en algunos países de la UE se garantiza que los depósitos de hasta 100.000 euros se reembolsen ante una quiebra bancaria. Los riesgos en muchos países como Italia, Grecia, España o Chipre siguen pareciéndoles demasiado altos a Estados más estables como Alemania o los Países Bajos.

De ahí que estos miembros no quieran ni oír hablar de una comunitarización de riesgos. El número de préstamos incobrables está disminuyendo en los libros de los bancos de la zona del euro, pero debe reducirse aún más. Y aún no está nada claro cuándo se conseguirá instaurar el fondo común europeo de garantía de depósitos (EDIS, por sus siglas en inglés), propuesto por el Banco Central Europeo (BCE).

La Comisión Europea enumera toda una serie de pasos de reforma para la unión bancaria y para la regulación de los mercados de capital, que siguen sin implementarse aún diez años después de la crisis financiera de 2008. "Todavía no hemos logrado mucho", admitió este martes el ministro de Finanzas alemán, Olaf Scholz. Pero, insistió, los primeros pasos decisivos están dados.

(rml/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda