La revolución del patinete eléctrico llega a Alemania | Sociedad | DW | 16.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

La revolución del patinete eléctrico llega a Alemania

Hace tiempo que circulan en EE.UU. y en otros países. Ahora, el patinete eléctrico llega a Alemania dispuesto a revolucionar el modelo de transporte urbano.

Este medio de transporte del futuro es verde y pesa poco más de diez kilogramos. En pocos segundos acelera hasta 20 km/h. Y, desde principios de abril, decenas de personas prueban este tipo de transporte en un polígono de Colonia. Para comenzar, basta con descargar una aplicación, escanear un código QR de la unidad y ponerla en marcha. "El scooter es un transporte libre de emisiones que permite un uso flexible y ofrece diversión”, explica convencido Bodo von Braunmühl, director de comunicaciones de la compañía de e-scooter Tier: "Están destinados a servir de complemento a otros medios de transporte, como el transporte público”.

Algunos proveedores, como la Start-Up Tier, pretenden ofrecer sus modelos en Alemania. La compañía comenzó en 2018 en Viena y ya está presente en 20 países europeos. En Alemania, según las encuestas, dos de cada tres ciudadanos creen que es un buen complemento al los medios de transporte. Sin duda, un negocio con futuro.  "La fijación en el automóvil ha terminado”, continúa Braunmühl: "Ahora tendremos que trabajar con los políticos para planificar una ciudad más humana con infraestructuras más dirigidas a las personas y no al automóvil”.

¿Cambio en el modelo de tráfico?

Las tendencias también indican que este modelo de transporte parece llegar en el mejor momento. El tráfico es el factor que más ha frenado lo que se conoce como reforma energética en Alemania. En el país todavía hay registrados 47 millones de automóviles y cada año se venden tres millones de coches nuevos. Actualmente, las emisiones del tráfico rodado tienen los mismos niveles que en 1990. En un país donde la movilidad todavía supone apostar por el diésel, el objetivo de reducirlas al 40% para el año 2030 es prácticamente imposible.

Heiner Monheim, experto en políticas de tráfico. (DW/O. Pieper)

Heiner Monheim, experto en políticas de tráfico.

Ahora, la industria del patinete eléctrico quiere impulsar un cambio una vez haya superado algunos problemas iniciales, como la corta vida del patinete o los problemas para circular sobre adoquines o sobre nieve. Heiner Monheim es una autoridad en el tema. Cuando todavía era profesor de Desarrollo de Espacios en la Universidad de Tréveris consiguió 74 patinetes para sus estudiantes. "Salimos de excursión en grupo por la calle”, recuerda con una sonrisa: "La policía dijo ´Eh, por la acera´. Entonces dije que no podía ser porque iríamos haciendo slalom entre los peatones".

El profesor ya tiene 73 años, pero su pasión por la política de movilidad y tráfico en Alemania continúa. "Hay que llegar a un modelo con menos autos circulando y menos autos estacionados. Las ciudades quieren más verde y menos carrocería”. Apostar por un medio de transporte alternativo es simplemente una consecuencia lógica.

Palabra mágica: intermodalidad

Como modelo, el investigador aboga por que los patinetes circulen por el carril de las bicicletas y, en caso de que no haya, por la carretera. Monheim también tiene tiempo para la crítica: "En Alemania, el carril para bicicletas no es la regla sino la excepción. Y los carriles que hay se han conseguido dividiendo la zona de los peatones por la mitad”.

La visión del experto se llama intermodalidad. Es decir, combinar diferentes medios de transporte. "Siempre soñé que los coches traerían de serie dos bicicletas plegables en el maletero además del botiquín de primeros auxilios”. Desafortunadamente, Alemania todavía está lejos de tener una industria tan creativa. Monheim se despide con su bicicleta plegable y sale hacia la estación de trenes de Bonn para poner rumbo a Tréveris. ¿Qué opinión le merece la discusión sobre el e-scooter en Alemania? Las semanas pasadas los críticos advirtieron de un posible aumento del peligro de accidentes. "Se piensa sobre cómo poner los scooters en la acera, en lugar pensar sobre la velocidad de los automóviles”, dice, sacudiendo la cabeza: "Pronto se hablará de vándalos en patinete”.

Por su parte, la compañía Tier no quiere desanimarse ante tal escenario. Bodo von Braunmühl compara la situación con Escandinavia o los Países Bajos, donde el cambio en el modelo de tráfico ya se inició hace años. ¿Qué dirán los alemanes dentro de 20 años cuando piensen en las discusiones sobre este modelo de transporte? El responsable de prensa de Tier lo tiene claro: "¡Por lo menos recordarán sorprendidos la excitación con la que se recibió la introducción de scooter!”.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda