La reunión entre Kerry y Lavrov sobre Crimea no produce ningún avance | El Mundo | DW | 14.03.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La reunión entre Kerry y Lavrov sobre Crimea no produce ningún avance

Lavrov: "Respetaremos la voluntad de la población de Crimea". John Kerry dice que aceptar el referéndum supone una “puerta trasera” para la anexión de la península a Rusia.

Estados Unidos y Rusia no acercaron sus posiciones sobre la crisis en Crimea tras varias horas de encuentro en Londres entre el secretario de Estado norteamericano John Kerry y el ministro de Exteriores ruso, Seguei Lavrov. “No tenemos una visión común sobre la situacion", dijo Lavov ante las cámaras nada más salir de la reunión. "Las diferencias están ahí”.

Washington "se mostró de acuerdo en que una reforma constitucional es muy importante", pero no tienen una postura común sobre las medidas prácticas que deben adoptarse, añadió Lavrov. Sin embargo, aseguró que el diálogo fue "indudablemente constructivo". Sobre eventuales sanciones estadounidenses y europeas, añadió: "Nuestros socios entienden que las sanciones son un instrumento contraproducente […] y que realmente no facilitarán los intereses comunes". Durante el encuentro Kerry no le transmitió "ningún tipo de amenaza" contra Rusia, añadió Lavrov.

Elección equivocada

Sobre el referéndum, criticado por Occidente, en que los ciudadanos de Crimea deben decidir el domingo sobre una anexión de la península ucraniana a Rusia, Lavrov confirmó que se va a celebrar el domingo. "Respetaremos la voluntad de la población de Crimea", dijo Lavrov, al tiempo que aseguró que Rusia no planea una injerencia militar en Ucrania oriental. Rusia prevé actuar de forma transparente. Lavrov reiteró la postura de su país insistiendo en que no es Moscú quien causó la crisis en Ucrania y denunciando que Occidente ha puesto al país ante una "elección equivocada".

Ver el video 01:26

Kerry se reúne con Lavrov

John Kerry, por su parte, en la rueda de prensa posterior en solitario, ha dicho que aceptar el resultado del referéndum por parte de Rusia supondría una “puerta trasera” para su anexión de la península de Crimea. Ha afirmado que su país no lo aceptará. “Esperamos que Putin entienda que se trata de una cuestión de respeto a la legalidad”. Ha comparado la situación con el caso de Escocia, donde el Parlamento Británico y las leyes británicas sí que permiten el referéndum: “Eso no pasa en este caso”. Además, ha añadido que Rusia tendrá que dar explicaciones sobre sus movimientos de fuerzas militares en Crimea y junto a sus fronteras. Lavrov, por su parte, había dicho que Crimea significa más para Rusia que Las Malvinas para Gran Bretaña.

Obama insiste: habrá “consecuencias”

Si bien Kerry no ha planteado a Lavrov, según este último, “ningún tipo de amenaza”, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró desde Washington que habrá "consecuencias" si se viola la soberanía de Ucrania país. Aunque se mostró confiado en poder alcanzar una solución sin recurrir a sanciones.

"Seguimos esperando que se logre una solución diplomática, pero Estados Unidos y Europa están unidos no sólo acerca de la soberanía ucraniana, sino también en que habrá consecuencias si esta soberanía sigue siendo violada", dijo Obama durante una recepción al primer ministro irlandés, Enda Kenny, en la Casa Blanca.

LGC (dpa, reuters)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad