La prioridad del Schalke es evitar una derrota | Deportes | DW | 04.04.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

La prioridad del Schalke es evitar una derrota

Schalke, único equipo alemán aún en competencia en la Champions League, viajó a Italia a enfrentar al actual campeón, Inter Milán, con muy pocas opciones de obtener un buen resultado. No perder ya sería una ganancia.

default

Raúl (der.) celebra un gol con Klaas-Jan Huntelaar.

Los papeles en esta obra de teatro en los cuartos de final de la Champions League ya fueron asignados: Inter es el protagonista y por lo tanto el favorito no sólo a ganar este martes sino a pasar a la semifinal; Schalke es actor de reparto, un compromiso obligado para los italianos en su camino a la defensa del título.

La esperanza es sorprender

Los propios alemanes no desconocen esta situación y por más que intentan rodear al partido de un alentador positivismo tampoco dejan de reconocer que sus opciones ante el Inter son poco más que limitadas y que su máxima esperanza es poder dar una sorpresa con la que ellos mismos ni siquiera cuentan. En el Schalke es evidente que no hay convicción en sus propias palabras.

“No tenemos nada que perder, no somos los favoritos y trataremos de hacer lo más que se pueda de esa situación” cuenta el sucesor de Felix Magath en el banco de entrenadores del Schalke, Ralf Rangnick y sus palabras son reforzadas por las declaraciones del capitán del equipo, el arquero Manuel Neuer, quien dijo “queremos obtener un buen resultado para intentar en el partido de vuelta, en casa, pelear por el paso a la semifinal”.

Fussball 1. Bundesliga 28 Spieltag FC St. Pauli - FC Schalke 04 Millerntor-Stadion Hamburg Ralf Rangnick Flash-Galerie

El Schalke tiene nuevo entrenador, pero no por ello es favorito.

La máxima estrella del club alemán,el delantero español Raúl, sostuvo en dialogo con la prensa italiana "necesitamos jugar dos partidos al límite: ser compactos atrás, pero con propuestas en el ataque. Tendremos ocasiones de gol y no podemos fallar". Rangnick es otro que no descarta que el Schalke –contando con un Inter Milán confiado y seguro de la victoria- no sólo tendrá que jugar a defender, y por ello anunció que “queremos anotar y presentarnos con mucho equilibrio entre ataque y defensa”.

Bajas sensibles

Los alemanes viajaron a Milán sin algunos jugadores importantes que por culpa de lesiones debieron quedarse en casa, entre ellos Mario Gavranovic, el delantero holandés Klaas-Jan Huntelaar (quien con su amplia experiencia en la Champions League sería un soporte valioso para el Schalke), Peer Kluge (el principal recuperador de balones en el mediocampo de los de Gelsenkirchen) y Anthony Annan (quien no cuenta con luz verde de la UEFA para formar en la Champions League). Como alternativas para compensar las bajas el entrenador Rangnick sólo cuenta con los juveniles Joel Matip y Kyriakos Papadopoulos, uno de los cuales tendrá que asumir la enorme responsabilidad de controlar a la estrella del Inter Wesley Sneijder.

De otro lado se prevén problemas en la contención de las dos más importantes armas de la delantera italiana, los atacantes Samuel Eto´o y Diego Milito (el autor de los dos goles en la final de la Champions League contra el Bayern el año pasado regresa luego de una larga pausa a la formación titular) ya que el veterano defensor central alemán Christoph Metzelder llega al partido con la nariz rota y tendrá que jugar con una mascara especial que limitará sus movimientos.

Financieramente ya se ganó

Suceda lo que suceda en Milán en la noche del martes, y aún sin lograr el histórico primer paso a una semifinal de la Champions League (algo con lo que pocos cuentan), el Schalke presenta en materia financiera un positivo balance con el sólo hecho de haber llegado a los cuartos de final de la competencia.

En total el equipo alemán ha registrado ingresos cercanos a los 40 millones de euros durante el recorrido en la Champions League y en caso de sorprender eliminando al Inter Milán sus ganancias se incrementarían en otros 4 millones. Pero para hacerse a esos recursos el Schalke aún tiene que obtener un resultado favorable en Italia y luego reeditarlo en casa.

Autor: Daniel Martínez

Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda

Enlaces externos

Publicidad