La popularidad del cardenal Ratzinger | Sociedad | DW | 11.04.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

La popularidad del cardenal Ratzinger

El cardenal Joseph Ratzinger tiene fama de “gran Inquisidor”. Este papable, que espeluzna a no pocos, tiene grandes posibilidades de ocupar la silla de San Pedro. E incluso cuenta con un club de fans on-line.

¿El futuro Sumo Pontífice?

¿El futuro Sumo Pontífice?

Una semana antes de que empiece el cónclave, crecen las especulaciones acerca de quién será el nuevo Papa. Si es por número de creyentes de una región, los papabiles de América Latina tienen buenas posibilidades de ganar. Pero si es por poder de hecho dentro de la Iglesia, el Cardenal Joseph Ratzinger, el decano del Colegio de Cardenales y Prefecto de lo que hasta 1908 fue la Sacra Congregación de la Inquisición Universal- será el sucesor de Juan Pablo II.

La revista Time lo coloca entre las 100 personalidades más influyentes del mundo. Al lado de su compatriota alemán Michael Schumacher, George W. Bush, Clint Eastwood, Ariel Sharon o el Dalai Lama. Su popularidad y su círculo de adeptos a nivel internacional crece, incluso cuenta con un club de fans con una página web y un on-line shop.

El perfecto sucesor

Marktl, el pueblecito bávaro donde nació Joseph Ratzinger, está contento y preocupado a la vez: si bien sería un honor celestial que el Papa haya visto la luz del mundo ahí, con 100 camas para huéspedes Marktl no podría alojar a la avalancha de creyentes que visitarían la cuna del nuevo Papa. Ratzinger, que formó parte de las Juventudes Hitlerianas, en 1977 fue nombrado arzobispo y el mismo año cardenal.

Como miembro de la curia romana, Ratzinger ha compartido la dirección teológica de Juan Pablo II, y no pocos opinan que sería el perfecto sucesor del recién fallecido Sumo Pontífice pues, tras su largo pontificado, uno más corto sería deseable. Y los 78 años de Ratzinger vienen bien a ese propósito.

Declaraciones a pesar de todo

Por orden del Colegio Cardenalicio, al frente del cual se encuentra Ratzinger, hasta la elección del nuevo Papa los 115 cardenales participantes en el cónclave no deberán hablar con la prensa. Sin embargo, el cardenal Karl Lehman, quien dirige la Conferencia Episcopal alemana, ha declarado al periódico Allgemeine Zeitung de Maguncia que, en realidad, no existen favoritos.

Lehman añadió que hasta que los cardenales inicien el cónclave en la Capilla Sextina, los representantes de la Iglesia Católica tendrán primero que “conocerse mejor”. Lehman, cuya relativa liberalidad se opone bastante a la sequedad del serio candidato a Papa, no ha tenido relaciones muy amables con el ala más conservadora de la Iglesia Católica, en realidad no tiene mucha oportunidad de ocupar la silla de San Pedro.

Solidaridad con Ratzinger

Diga lo que diga Lehman, la opinión más difundida es la contraria y se habla listas de criterios y alianzas, inspiradas por el Espiritu Santo, claro está. La oración de los fieles también tendría un efecto en el voto de los cardenales. Por ello rezan, muy probablemente, los miembros del club de fans de Joseph Ratzinger, que expresan on-line su absoluta solidaridad con él. Y exhortan al usuario a apoyarlo con su oración, y también adquiriendo alguna cosilla en su on-line shop. Una camiseta, por ejemplo, con el lema: “Truth is not determined by a majority vote".

DW recomienda

Enlaces externos