La planta más moderna de Audi está en México | Economía | DW | 01.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

La planta más moderna de Audi está en México

Audi inauguró en San José Chiapa, Puebla, la primera fábrica de automóviles “premium” de México. Allí se fabricará la nueva generación del modelo Q5, apostando a los proveedores y ensambladores locales.

"Es la primera marca ‘premium' que apuesta enteramente por este país, por sus proveedores, por su gente”, dijo el presidente ejecutivo del Grupo Audi, Rupert Stadler, articulando un español perfecto. El alto ejecutivo llegó proveniente del Salón del Automóvil de París, donde fue develado la víspera el modelo Q5 de segunda generación. El Q5 2017 empezó a ser producido oficialmente este viernes (30.09.2016) en San José Chiapa, Puebla y el grupo alemán espera que sea tan exitoso como su predecesor. La camioneta (SUV) ha sido la más vendida a nivel global en el sector ‘premium'.

Stadler recordó que dos terceras partes de los componentes del nuevo modelo son proveídas por empresas locales, con lo que se impulsa el desarrollo económico de México. También subrayó que todos se benefician de los extensos proyectos de infraestructura iniciados por el grupo, como una nueva autopista, un tramo ferroviario, un nuevo cuerpo de bomberos y una clínica. "Además la construcción local de vivienda. Todo ello impulsa económicamente a la región”, dijo.

Audi construirá en México una camioneta eléctrica

El Audi Q5 apareció sobrevolando el escenario donde tenía lugar la inauguración, en las instalaciones de la nueva planta de San José Chiapa. Los invitados a la ceremonia levantaron sus celulares para fotografiarlo conformando un pintoresco tapete de luz. Conectividad y sistemas de asistencia al conductor, son las principales características del nuevo modelo que según Stadler, ofrecen un avance de lo que será la conducción pilotada y automatizada. "En 2025, uno de cada cuatro automóviles Audi circulará eléctricamente”, señaló el ejecutivo y anticipó que el grupo construirá en México una camioneta (SUV) eléctrica.

Stadler aludió al caos vehicular en Ciudad de México y ofreció una solución: a través de la división Audi Urban Solutions la marca de los cuatro aros trabajará con la capital mexicana en soluciones innovadoras de movilidad. Como ejemplo mencionó una flota de automóviles, que podría ser compartida por varias empresas, con sistema de estacionamiento pilotado. "México es la ciudad con más embotellamientos del mundo. 219 horas de paralización por ciudadano, 27 jornadas de trabajo perdidas al año”, acotó. El ejecutivo señaló que compartir de modo inteligente será el modo de vida de las generaciones jóvenes y anunció un proyecto en este sentido en el distrito de Santa Fe, en Ciudad de México, fuertemente afectado por los atascos de tráfico.

"¡Qué chula es Puebla!”

El evento de apertura comenzó con la interpretación de "¡Qué chula es Puebla!”, interpretado por la Orquesta Esperanza Azteca, integrada por un centenar de niños y jóvenes provenientes de comunidades alrededor de San José Chiapa, una comunidad rural que se encuentra a unos 70 kilómetros de Puebla, capital del estado del mismo nombre. El proyecto empezó en 2015 y el objetivo es conformar un coro y una orquesta de cien niños y jóvenes cada uno. La empresa se propone así impulsar el desarrollo cognitivo, la destreza manual, y el espíritu de equipo, al tiempo que busca de esta manera desarrollar un vínculo que promueva el sentido de pertenencia entre Audi y la comunidad.

"Me complace en especial inaugurar esta fábrica en el marco del Año Dual que celebramos actualmente en Alemania y México”, dijo por su parte el director ejecutivo de la nueva planta de Audi, Alfons Dintner. El ejecutivo destacó las ventajas de la región. "Hemos encontrado en San José Chiapa excelentes condiciones, tanto en materia infraestructural –aquí hay una red de carreteras muy desarrollada, autopistas a Norte y Sudamérica, conexiones con los puertos de Veracruz y Lázaro Cárdenas, por ejemplo– como en materia académica: aquí hay buenas universidades y escuelas técnicas. En Puebla hemos encontrado a personas con la misma ambición que nos distingue a nosotros, los ‘audianos' ”, dijo el ejecutivo con acento bávaro.

Ver el video 04:03
Now live
04:03 minutos

En la práctica: Audi Q5

Todos los ponentes elogiaron las fortalezas de México como polo de inversión. "Se está convirtiendo en el nuevo centro de fabricación de automóviles ‘premium' en las Américas, un país que fortalece permanentemente su red de tratados de libre comercio y se posiciona como un país de economía abierta”, destacó Dintner.

El embajador de Alemania en México, Viktor Elbing, destacó por su parte la lealtad de las empresas alemanas, que creen en México y llegan para quedarse. Dijo que 24 de las 25 empresas más importantes de Alemania ya están produciendo en México y contribuyen con un 8 por ciento del PIB, así como 150.000 puestos de trabajo.

Dificultades por la depreciación del peso

Walter Hanek, director corporativo de Audi México, reconoció en conversación con DW, que el tipo de cambio del peso mexicano con respecto al dólar supone dificultades. "Nos hace la vida un poquito más difícil por importar los coches de la zona euro, pero aplica a todas las marcas”. Los coches Audi han tenido un incremento de precios de entre 4 y 5 por ciento, dependiendo del vehículo, según Hanek.

Las ventas totales del grupo ascendieron el año pasado en México a 14.000 unidades. "Con eso estamos en el primer lugar del segmento de lujo en México, que hemos ocupado durante los últimos cinco años y que esperamos mantener en 2016”.  El ejecutivo destacó que México es un buen mercado para Audi. "La marca gusta, además, tenemos una gama muy amplia de productos para cada cliente y tal vez eso es lo que nos hace fuertes”.

Por su parte el director de la Cámara Mexicano Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA), Johannes Hauser, consideró plausible el objetivo del sector automotriz de alcanzar la meta de 5 millones de vehículos producidos en México en 2020, lo que lo convertiría en el cuarto productor mundial después de Alemania, China y Estados Unidos. "No es tan descabellado que México suba en la escalera de los grandes productores automotrices a nivel mundial”, sostuvo Hauser.

Sistema de formación dual

En Puebla, donde la presencia de Volkswagen es de más de cinco décadas, se ha desarrollado una industria automotriz, más que en otras regiones del país. Hauser destacó que hay otras zonas de interés para las empresas alemanas, como la zona del Bajío, conformada por Guanajuato, Querétaro y San Luis Potosí. Sin embargo, apuntó a lo que sigue siendo el talón de Aquiles de la industria: la falta de personal calificado. "Hay una escasez de personal calificado en México en general y en el Bajío como zona de mucho auge de inversión extranjera, no sólo alemana, sin embargo con cada inversionista que llega se agrava la situación. Por otro lado hay mucho esfuerzo de las empresas para hacer frente al problema, para capacitar ellas mismas, y existe la iniciativa ya desde hace un tiempo, entre Alemania y México, de crear un modelo mexicano de formación dual”.

Ese problema no existe en Puebla. Audi tiene su propio centro de capacitación financiado por el gobierno del Estado, y la capital del Estado, donde se encuentra la planta Volkswagen, cuenta con un centro supra-empresarial de formación técnica básica, que ya está capacitando a fabricantes de herramientas y mecánicos industriales. "Actualmente cuentan con setenta aprendices y es ya la segunda generación en ese centro, que cuenta además, con tres capacitadores que han llegado desde Alemania. Es el mejor centro de capacitación que hay en México”, afirma por su parte Andreas Müller, director general Adjunto de CAMEXA.

Eva Usi (ERC)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema