La pandemia de COVID-19 impulsa el auge de la bicicleta en Alemania | Coronavirus | DW | 25.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Coronavirus

La pandemia de COVID-19 impulsa el auge de la bicicleta en Alemania

La pandemia de COVID-19 desalienta el uso del transporte público, y miles de alemanes acuden a otra de sus formas preferidas de movilidad: la bicicleta. A comerciantes y productores les resulta difícil mantener el paso.

En la tienda de bicicletas Drahtesel en Bonn, los entusiastas del ciclismo pueden encontrar todo lo que anhelan. La tienda está repleta de los últimos modelos de bicicletas, y los estantes están repletos de refacciones y accesorios para el ciclismo.

Sin embargo, al propietario, Jean Franzen, lo que le falta es tiempo para dedicar a sus clientes. El número cada vez mayor de clientes que llegan a su tienda ha obligado a Franzen a acortar el tiempo dedicado a cada cliente.

Luego de que se levantaron algunas medidas de confinamiento en la pequeña ciudad de Renania, Drahtesel pudo reabrir en abril. Las pautas de distanciamiento social aún vigentes causaron largas filas frente a la tienda.

Ahora las colas se hacen cada vez más largas debido a la renuencia a usar el transporte público, al menor tráfico, y al deseo de las personas de hacer ejercicio, luego de haberse quedado encerradas en casa durante semanas. El resultado es un auge ciclista que no se había visto en décadas en Alemania.

La tienda Drahtesel de Bonn

La tienda Drahtesel de Bonn

El comercio de bicicletas en Alemania ha florecido desde hace tiempo, con un aumento de las ventas del 34 por ciento, con un volumen de 4.200 millones de euros en 2019. Pero la demanda prácticamente se disparó en abril y mayo, lo que provocó el aumento de las listas de espera, especialmente para bicicletas personalizadas.

"Las ventas de bicicletas crecieron significativamente", dice Dietmar Knust, presidente de la Asociación Alemana de Comerciantes de Bicicletas. Algunas tiendas vendieron tres veces más bicicletas de lo normal en los dos meses, dijo a DW.

Los fabricantes llegan a su límite

Sin embargo, el comerciante Jean Franzen, podría estar vendiendo aún más. Limita el posible crecimiento en las ventas una escasez cada vez mayor de bicicletas nuevas.

"Ya no tenemos muchos de los modelos de este año porque la producción parece haberse agotado en las fábricas", dice. El cuello de botella ya se ha ampliado al suministro de piezas de repuesto, como candados de seguridad, sillines y neumáticos. "Esas partes las obtendríamos normalmente en tres o cuatro días, pero ahora no están disponibles en absoluto".

El fabricante de bicicletas Stevens en Hamburgo, Alemania, confirma que los fabricantes están experimentando una venta completa de sus productos. Volker Dohrmann, jefe de mercadeo y desarrollo de productos en Stevens, agrega que el aumento de la demanda desde abril prácticamente ha vaciado los almacenes, en cuanto a los modelos actuales.

"Estamos experimentando un período de sequía en este momento, probablemente hasta el otoño, cuando llegarán los nuevos modelos 2021", dijo Dohrmann a DW.

El especialista en mercadeo ha estado con Stevens desde la fundación de la compañía en 1990, y describe las ventas en el mes de mayo como las mejores que ha visto en los últimos 20 a 30 años. "También escuché esto de fabricantes de bicicletas en otros países, por ejemplo en los Estados Unidos, los países del Benelux [Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo] e Inglaterra", agrega.

Nuevas ciclovías en Berlín a raíz de la pandemia

Nuevas ciclovías en Berlín a raíz de la pandemia

COVID-19: acelerador de bicicletas eléctricas

Pero el aumento de la demanda no necesariamente se traduce en mayores ganancias para fabricantes y vendedores.

Los actuales cuellos de botella en el suministro también se deben en parte a una nueva tendencia de ciclismo que ha surgido en los últimos años, y que ha convertido a las bicicletas convencionales en un vehículo de lujo : la bicicleta eléctrica.

Una de cada tres bicicletas vendidas en Alemania son eléctricas, y su producción es mucho más compleja, dice Dohrmann.

"Los marcos de las bicicletas eléctricas deben integrar la batería, así como el cableado eléctrico y los accesorios para el motor. Por eso, hacerlos es doble o incluso tres veces más complejo que producir un marco para una bicicleta normal", explica. Es lógico, agrega, que el aumento de la complejidad disminuya la producción y la velocidad de fabricación. Esto afecta la oferta, especialmente en momentos de creciente demanda.

Sorprendentemente, la pandemia de coronavirus ha tenido pocas repercusiones en el fabricante de bicicletas Stevens, ya que la compañía pudo continuar la producción.

"Las existencias de nuestros proveedores duraron entre cuatro y seis semanas, por lo tanto, tuvimos suficientes piezas para producir durante el período [de confinamiento]", dice Dohrman, y agrega que los proveedores chinos de la compañía también tuvieron la suerte de escapar de los cierres de fábricas.

Suben las ventas de bicicletas eléctricas en Alemania

Suben las ventas de bicicletas eléctricas en Alemania

Otro fabricante de bicicletas alemán, Diamand, fue menos afortunado, ya que la compañía se vio obligada a despedir a algunos de sus 500 empleados en su fábrica en Hartmannsdorf, en Sajonia. "Nos hemos visto afectados negativamente por las interrupciones de la cadena de suministro en Asia", dijo el gerente de Diamand, Thomas Eichentopf, a DW, y agregó que la producción se había reanudado completamente ahora y que los trabajadores habían dejado ya el esquema de compensación salarial financiado por el Estado alemán.

Según el grupo de consultoría de la industria Human Powered Solutions (HPS), las cadenas de suministro interrumpidas debido a la crisis de COVID-19 han afectado más a los distribuidores de bicicletas en los Estados Unidos. Este país ya no tiene una base de fabricación de bicicletas: alrededor del 90 por ciento de todas las bicicletas en Estados Unidos se importan de China, dice el analista de HPS, Jay Townley.

El comercio de bicicletas en Estados Unidos también sufrió los efectos del arancel del 25 por ciento recientemente impuesto por la administración Trump a las bicicletas de China. Sin embargo, las ventas en los Estados Unidos en abril y mayo fueron las más altas desde la crisis del petróleo de la década de 1970, dijo Townley a DW.

Los modelos del año ya casi se han agotado en las tiendas

Los modelos del año ya casi se han agotado en las tiendas

Problema conocido

Los problemas de suministro no son completamente nuevos para los vendedores alemanes, dice Jean Franzen. "Las bicicletas que recibimos ahora, las ordenamos en agosto del año pasado. Estaban destinadas a 'entrega inmediata', pero apenas acaban de llegar".

Franzen cree que las dificultades actuales también se han visto agravadas por un comercio de bicicletas globalizado: basta un cambio repentino en la demanda, como el causado por COVID-19, para que se produzcan importantes cuellos de botella.

Los vendedores normalmente solicitan sus bicicletas en el año anterior, generalmente al margen de la feria Eurobike en septiembre, donde se muestran los modelos más nuevos. Luego, los fabricantes adaptan su producción anual de acuerdo con la demanda.

La escasez de accesorios y refacciones también desacelera las ventas

La escasez de accesorios y refacciones también desacelera las ventas

"Ciertos modelos ya están agotados en febrero y marzo, incluso durante un año normal", dice Franzen, y lamenta que se lancen demasiados modelos nuevos cada año, por lo que es prácticamente imposible almacenar cada modelo en cantidades considerables. "Confiamos en que los fabricantes puedan gestionar los pedidos de seguimiento si sigue habiendo una gran demanda de bicicletas".

En el marco de la pandemia, las bicicletas se venden como pan caliente, sin importar qué modelo. Sin embargo, Franzen cree que el crecimiento comenzará a nivelarse en el otoño, y la demanda comenzará a normalizarse.

El fabricante Stevens, naturalmente, tiene diferentes expectativas, y planea expandir la producción en 2021. Pero su experto en marketing, Volker Dohrmann, dice que el plan depende de si los proveedores de la compañía podrán manejar la demanda adicional de piezas y aumentar su producción durante los próximos seis meses. De lo contrario, es probable que el auge de la bicicleta se detenga, a pesar de la mayor demanda.

(cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda