La nueva coalición en Italia podría cambiar la política migratoria | Europa | DW | 11.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

La nueva coalición en Italia podría cambiar la política migratoria

La nueva ministra del Interior de Italia estaría en principo dispuesta a reabrir los puertos para los barcos que rescatan inmigrantes. Pero analistas lo consideran poco probable.

Un día después de haber sido confirmado en su cargo por la coalición de populistas y socialistas, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, llegó a Bruselas. Habló también con la nueva presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, sobre la política de migración italiana.

Conte ha anunciado varias veces una revisión de la política de migración, que a su juicio debe ser "responsable, precisa y estructurada". La intención es intensificar la lucha contra la migración ilegal y los contrabandistas, pero los solicitantes de asilo que tienen derecho a quedarse deberían estar más integrados, dijo el primer ministro.

¿Qué quiere Lamorgese?

A diferencia del ex ministro del Interior de extrema derecha, Matteo Salvini, la nueva secretaria del Interior, Luciana Lamorgese, interpretará las leyes de seguridad de manera menos estricta, según los medios italianos. "Salvini hizo una campaña electoral muy fuerte desde esta oficina. Ahora se quiere volver a las labores habituales", piensa Lutz Klinkhammer, del Instituto Histórico Alemán en Roma. "Esto significa asegurar los puertos y los intereses nacionales de Italia. No es que estén amenazados por los inmigrantes, pero se quiere demostrar a la UE que no es el único país que acepta refugiados,” explica el experto en política italiana.

Italien Politikerin Luciana Lamorgese (AFP/A. Solaro)

La ministra del Interior, Luciana Lamorgese, con el primer ministro Conte en el Senado.

No está claro si los puertos italianos volverán a abrirse a los barcos de rescate pertenecientes a organizaciones privadas. Matteo Salvini, líder del partido derechista Liga, había cerrado los puertos. "Me imagino que la criminalización del rescate marítimo desaparecerá. Pero eso no significa que habrá una apertura de los puertos", dice Klinkhammer. Por ahora, el barco de rescate privado "Ocean Viking" se dirige a Italia con 80 personas rescatadas en el mar. En los próximos días, la nueva ministra del Interior tendrá que decidir si se permite a la gente desembarcar. El líder de los socialdemócratas, Nicola Zingaretti, tiene una recomendación clara: "Se les debe dejar entrar sin condiciones.”

Italia pide solidaridad de la UE

En Bruselas, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, insistió en que los inmigrantes y refugiados se distribuyeran inmediatamente a otros Estados de la UE de acuerdo con una clave vinculante: "El tema de la migración no puede tratarse sin la suficiente solidaridad de los Estados de la UE. Esta solidaridad se establece por escrito en muchos documentos, se ha anunciado, pero aún no se ha puesto en práctica". Asimismo, Conte rechaza las decisiones ad hoc sobre cada nuevo buque de salvamento con destino a Italia.

Rettungsschiff «Ocean Viking» nimmt weitere Migranten auf (picture-alliance/dpa/R. Brito)

34 personas fueron rescatadas por el "Ocean Viking". ¿Dónde desembarcarán?

Natascha Bertaud, portavoz de la Comisión de la UE, dijo la semana pasada que Bruselas también quería una solución duradera a los problemas de la migración: "Debemos reformar el sistema europeo común de asilo en todas sus partes. Hemos puesto sobre la mesa propuestas exhaustivas que aún no han sido aprobadas".

"La retórica cambiará, la práctica apenas lo hará."

La nueva ministra del Interior, Luciana Lamorgese, aún no ha comunicado públicamente su política migratoria. Mientras tanto, en Bruselas se espera que se debilite el bloqueo italiano de los debates al interior de la UE. El propio Salvini ofreció ayuda a su sucesora en el debate parlamentario del martes en torno a la seguridad de los puertos. Pero antes de eso hizo una amenaza: si Lamorgese reabriera los puertos, él y sus muchos seguidores se asegurarían personalmente de que se cierren de nuevo y anunciarían una especie de ocupación. Según una encuesta del periódico "Corriere della Sera", la gran mayoría de los italianos está de acuerdo con la política migratoria de Salvini y el cierre de los puertos.

Por su parte, el politólogo italiano Giovanni Orsina, de la Universidad LUISS de Roma, no ve gran margen de maniobra para que la nueva ministra del Interior pueda permitir que las organizaciones de ayuda vuelvan a entrar en los puertos. Orsina dijo a DW: "La mayoría de los italianos piensan que el cierre de los puertos es bueno. Cambiar esta política podría perjudicar mucho al nuevo gobierno. Por lo tanto, espero que cambie la retórica, pero no la política. Si el gobierno hiciera eso, se metería en complicaciones".

¿Segunda oportunidad para la misión de la UE "Sophia"?

En su visita a Bruselas, el primer ministro, Giuseppe Conte, se mostró dispuesto a hacer concesiones. Si se creara un mecanismo permanente para la distribución de migrantes a nivel de la UE, Italia podría aceptar la reanudación de la misión "Sophia”. Esta misión de la UE en el Mediterráneo, que incluía el rescate de migrantes con buques estatales, no pudo continuar debido a la oposición del entonces Ministro del Interior italiano, Salvini, en diciembre de 2018, a pesar de las duras críticas de las Naciones Unidas.

(ee/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda