La música clásica vive un auge | Música | DW | 11.08.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Música

La música clásica vive un auge

Atrás quedaron los tiempos en los que los grandes como Beethoven estaban amenazados con el olvido. Los productos multimedia de la llamada música culta viven un verdadero auge últimamente, gracias a nuevas figuras.

Anne Sophie Mutter.

Anne Sophie Mutter.

La pieza rockera de Chuck Berry titulada “Roll over Beethoven”, que después reinterpretaron los Beatles y Electric Light Orchestra no fue una declaración de guerra a la música clásica, sin embargo numerosas figuras de la llamada música culta, incluyendo a Beethoven mismo, pasaron a un segundo plano. Y eso se debió a que un número creciente de jóvenes consideraban a la música clásica como elitista y anticuada. Así las cosas la industria musical la tenía difícil en un mercado, de por sí, saturado con discos y grabaciones.

Durante años se escuchaba lo mismo en las ferias especializadas y en los pasillos de las discográficas: el mercado de música clásica se encuentra en crisis. Como si se tratara de un conjuro, las tiendas de discos empezaron a cerrar o reducir sus departamentos de música clásica y las grandes discográficas preveían un pronto final ante la constante caída de ventas. También los organizadores de conciertos se quejaban de auditorios vacíos. Sin embargo, eso ya es historia. Como por encanto, la situación ahora es inversa. Pese a la crisis económica la industria musical registra nuevamente un auge en las ventas de discos de música clásica desde hace ya varios años consecutivos.

Tage alter Musik in Regensburg Beim Konzert im Reichssaal

Concierto de música antigua en Regensburgo.

Las cifras hablan solas

En comparación con la primera mitad del 2008 el volumen de negocio de música clásica registró un aumento del 23 por ciento este año, lo que también incluye las ventas de boletos de conciertos de música clásica. Este cambio sorpresivo no se debe a un mayor consumo de una élite culta. Según un estudio realizado por la confederación alemana de la industria musical, hay un nuevo grupo que se interesa por la música clásica y son aficionados de un nivel educativo más bien bajo. Ellos son los consumidores que han aumentado las ventas en un 33 por ciento.

Adicionalmente los títulos de música clásica han llegado a tropel a las estaciones de radio y a las listas de piezas más escuchadas. Entre el 2006 y el 2009 estuvieron representados 42 CD y Videos en las llamadas listas de popularidad, cifra diez veces mayor que en el período entre el 2002 y el 2005.

¿A que se debe la nueva tendencia? Tal vez a las nuevas estrellas como Paul Pott, que ganó en Alemania un concurso de canto interpretando una ária de Giacomo Puccini. Algo plausible, según Stefan Michalk, pero según el experto otra razón es que la industria ha trabajado consecuentemente en abolir una imagen equivocada que había entre el público joven sobre la música clásica. Estrellas como Anna Nebrenko, Rolando Villazón y sin duda el director estrella venezolano, Gustavo Dudamel, son los nuevos íconos que respaldan esta tendencia. Al mismo tiempo existen nuevos artistas que superan la barrera generacional sin ningún problema, como David Garret, que atrae considerablemente a grupos jóvenes.

A esto se suma que hay nuevas formas para experimentar un concierto, como el llamado Public Viewing, lo que en el marco del Festival de Bayreuth ha tenido un gran éxito entre el público joven.

Autora: Eva Usi

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda

Publicidad