La lucha por el Polo Norte | La prensa opina | DW | 03.08.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

La lucha por el Polo Norte

Un sumergible ruso llegó el jueves al fondo del océano Ártico plantando una bandera en el lecho marino debajo del Polo Norte como reclamo simbólico de esa región rica en materias primas.

default

La bandera rusa en el fondo del océano Ártico.

Daily Telegraph, de Londres: “Más allá de las ventajas económicas que se promete Rusia a largo plazo si controla gran parte del lecho marino del Polo Norte, el reclamo simbólico busca también llamar la atención de la población rusa. Este tipo de avanzadas distrae de la ola de crímenes en la sociedad rusa, en parte impulsados por el gobierno, así como del proceder tiránico y brutal del presidente Putin contra aquellos que lo han criticado y que han muerto en número preocupantemente alto recientemente. El mundo libre debe tener acceso a todas las reservas energéticas que hay en el Polo Norte. El hecho de que Rusia posea tantos recursos se convierte ocasionalmente en un problema debido a su régimen poco equilibrado y a veces extorsionador.”

El último pozo

La Stampa, de Roma: “Rusia parece convertirse en el último tanque colosal de petróleo del mundo. Será el “último” porque después ya no habrá petróleo. O mejor dicho: ya no habrá petróleo para todos, y esto se convertirá en un grave problema. Rusia ha hecho una cuenta estratégica exacta y se prepara para poner su bandera en los campos petroleros del futuro. La expedición ártica con la que Moscú demanda el lecho marino del Polo Norte no sólo tiene un valor científico y es un nuevo récord para el libro Guiness. Esta expedición tiene un valor estratégico y geopolítico; sus dimensiones no son mesurables por el momento. Pero Rusia ha enviado una señal a todo el mundo.”

¿De quién son las reservas?

Rossijskaja Gaseta, de Moscú: “Los científicos estadounidenses quieren rebatir que el lecho submarino ártico es parte del territorio ruso y una prolongación de la plataforma continental de Siberia. Las actividades estadounidenses en el Polo Norte se pueden explicar fácilmente: en el lecho marino del Ártico se encuentra el 25 por ciento de las reservas de gas y petróleo del mundo. Abundan el estaño, manganeso, oro, níquel, plomo y platino. El deshielo del Ártico abre nuevas posibilidades para explotar estos recursos naturales. No se sabe sí Rusia logrará convencer a Naciones Unidas de que el lecho marino ártico es su territorio. No se puede descartar que Naciones Unidas retrace su veredicto para dar tiempo a Dinamarca, Noruega, Estados Unidos y Suecia a realizar sus propias expediciones, o que los cinco países con territorio en el Círculo Polar Ártico opten por repartirse el área sin la intervención de Naciones Unidas.”