La ley de la pureza | Ciudades y Rutas | DW | 23.04.2004
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciudades y Rutas

La ley de la pureza

Un 23 de abril de 1516, el duque Guillermo IV dictaminó la ley de pureza que limitaba la fabricación de cerveza a cuatro ingredientes. La ley sigue vigente y no es obstáculo para crear una cerveza anti-cancerígena.

En Múnich se celebra a lo grande.

En Múnich se celebra a lo grande.

Cada 23 de abril se conmemora el aniversario de la proclamación de la ley de pureza a la cerveza bávara por parte del duque Guillermo IV de Baviera, con la que puso fin a copias y adulteraciones en 1516. El lineamiento posteriormente fue retomado en todo el territorio germano. Es la ley en materia alimenticia más antigua de Alemania que sigue observándose. La disposición limita la producción de cerveza a cuatro ingredientes: lúpulo, malta, levadura y agua. Pese a la limitante, los cerveceros alemanes han desarrollado la mayor diversidad cervecera del mundo y por cierto de calidad insuperable. Actualmente en Alemania existen más de 5.000 distintos tipos de cerveza, que si fueran probados por una persona, le tomaría 13 años y cinco meses degustarlas todas. Un tipo de cerveza cada noche.

La rubia superior

Becks Gold Bier Flasche

Gastrónomos y cerveceros intentan desde hace años instaurar el día de la cerveza el 23 de abril, lo que les depara como a los floristas el día de San Valentín, un lucrativo negocio. Con motivo del día de la cerveza, en todo el país tienen lugar eventos en torno a la fría rubia. Prácticamente todas las cervecerías abren sus puertas a los curiosos y les ofrecen recorridos en sus instalaciones y organizan degustaciones.

Kölsch Bier

Elaboración artesanal

Hasta en los rincones más apartados hay una cervecería que surte a la población local. Aunque los métodos tradicionales han sido reemplazados por la producción industrial, aún es posible encontrar lugares pintorescos en donde disfrutar cerveza elaborada artesanalmente y envasada en botellas de cierre tipo cangrejo. Se ofrecen en cajas de madera e incluso en toneles. Pero la tradicional bebida es fermentada también en monasterios, la marca Weihenstephan comenzó a producirse hace siglos en un monasterio medieval de monjes benedictinos.

Cerveza anti-cancerígena

Hofbräuhaus

Precisamente Weihenstephan, que se dice ser la cervecería más antigua del mundo y entre tanto es una paraestatal bávara lanzará al mercado una cerveza que previene el cáncer. Xan se llama la sana cerveza tipo Hefeweisse, que es producida según una receta de la Universidad Técnica de Múnich. Xan pareciera un nombre asiático pero es una abreviación de una parte natural del lúpulo conocido como Xantohumol. Expertos en Estados Unidos han encontrado que el Xantohumol contiene encimas que son capaces de desarmar a los radicales libres y antioxidantes que provocan el envejecimiento y el cáncer. Con ello se protege a las células del organismo. Los cerveceros siguen trabajando en esta cerveza para reducir el sabor amargo que tiene actualmente. “No es tan fácil lograr una innovación que respete la ley de pureza que tiene la cerveza”, dice el director de la antigua cervecería, Josef Schrädler y añade: “Xan no es un medicamento sino una bebida para disfrutar”. En todo caso, los expertos afirman que en la moderación está el gusto, un litro de cerveza diario es la dosis más recomendable y benéfica. Reduce el riesgo de ataque cardíaco, el derrame cerebral y previene la formación de cálculos de riñón.

DW recomienda

Enlaces externos