La inmigración: un desafío global | Política | DW | 17.10.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Política

La inmigración: un desafío global

El tema migratorio domina la agenda política en Europa y Estados Unidos. "El fenómeno no se detendrá mientras no se reduzca la fuerte brecha global existente", dijo a DW-WORLD, el experto Wolfgang Merkel.

Frontera entre México y Estados Unidos, expresión viva del conflicto migratorio.

Frontera entre México y Estados Unidos, expresión viva del conflicto migratorio.


El tema migratorio domina la agenda europea de cara a la cumbre informal de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea que se celebrará el viernes en Lahti, Finlandia. Políticos europeos subrayan la necesidad de avanzar hacia una política común de inmigración tomando en cuenta una realidad evidente. Mientras esas regiones no se desarrollen, la inmigración irregular continuará.

El secretario de Asuntos Europeos español, Alberto Navarro, puso el dedo en la llaga durante una reunión de los ministros del Exterior de la UE en Luxemburgo. "Cuando los inmigrantes irregulares entran en nuestras fronteras están entrando en Europa. Tenemos 25 millones de inmigrantes legales y una cifra que oscila entre los siete y los doce millones de ilegales. Una cifra muy similar a la que tiene Estados Unidos", advirtió.

"No, esta tendencia no se detiene", dijo categórico Wolfgang Merkel, director del Centro Científico de Berlín en conversación con DW-WORLD. "El fenómeno migratorio no se detendrá mientras no se reduzca la fuerte brecha social existente entre las distintas regiones del globo", afirma.

Ayuda paliativa

Europa befestigt seine Grenzen

Muro de contención migratorio en el enclave español de Melilla.

Prevalece en Europa la certidumbre de que sólo atacando el problema de raíz es posible paliar el fenómeno. Los ministros de Ayuda al Desarrollo de la UE aprobaron en Luxemburgo un paquete de ayudas de 28.000 millones de euros en el transcurso de los próximos siete años. La mayor parte de estos recursos fluirán a las regiones 'sensibles' donde Europa tiene una vecindad natural. 12.000 millones de euros serán destinados a Ucrania, Rusia, Argelia y el Líbano. Una partida de 10.000 millones de euros serán enviados a países latinoamericanos, de Asia, del Medio Oriente y a Sudáfrica. La UE también apoyará con 5,600 millones de euros la seguridad alimenticia en el mundo, proyectos de educación y medioambiente, así como el trabajo de Organizaciones no gubernamentales.

Al margen de la ayuda al desarrollo, los países europeos tomarán medidas en la cumbre de Lahti para reforzar el control de la frontera común, tanto marítima como aérea y terrestre, en un esfuerzo hacia la conformación de una política común a nivel europeo.

US Grenze

Agente estadounidense vigila la frontera con México.

Un inmigrante cada 31 segundos

Ciertamente ver reflejado en Europa el conflicto migratorio estadounidense haría temblar a cualquier político europeo. La inmigración es un tema presente en EEUU de cara a las elecciones legislativas de medio término a mediados de noviembre próximo. El sueño americano es un imán para millones de personas que anhelan un mayor bienestar. Cada 31 segundos ingresa al territorio estadounidense un nuevo inmigrante. Las autoridades de dicho país anunciaron que la población llegó a la marca de los 300 millones de habitantes, no se sabe si ése número fue alcanzado por un inmigrante o un recién nacido.

La problemática migratoria en Estados Unidos tiene otra dimensión muy distinta a la que tiene en Europa. La Administración Bush ordenó el despliegue de más de seis mil efectivos en la frontera sur y la construcción de un muro de 1.500 kilómetros en la frontera con México para impedir el paso de indocumentados.

"No habrá solución al conflicto migratorio", advierte Merkel. El experto explica que no es plausible que en las próximas décadas se acorte la enorme brecha social existente. "La brecha continuará y seguirá produciendo movimientos migratorios", señala. El investigador exhorta a encontrar un equilibrio. Ni Europa ni Estados Unidos pueden amurallarse, convertirse en una fortaleza. "Por cierto que la economía europea colapsaría al igual que en Estados Unidos si no se tuviera mano de obra de inmigrantes. Nuestro sistema de seguridad social depende de ellos por tener Europa una tasa de natalidad tan baja", concluye.

El Profr. Wolfgang Merkel es director del Instituto de Investigaciones Científicas de Berlín y catedrático de la Universidad Humboldt.

DW recomienda

Enlaces externos