La inmigración a Alemania sube al máximo nivel desde 1995 | Alemania | DW | 15.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

La inmigración a Alemania sube al máximo nivel desde 1995

Alemania recibió en 2012 el mayor número de inmigrantes desde 1995 debido sobre todo a la crisis en el sur de Europa y la ampliación de la Unión Europea (UE) hacia el este.

Alemania recibió en 2012 el mayor número de inmigrantes desde 1995 debido sobre todo a la crisis en el sur de Europa y la ampliación de la Unión Europea (UE) hacia el este.

La inmigración a la primera potencia europea aumentó en 2012 hasta los 1,08 millones de personas, un 13 por ciento más que en 2011, precisó el informe sobre inmigración en 2012, presentado este miércoles (15.01.2014) por el ministro del Interior, Thomas de Maizière.

El estudio refleja un fuerte aumento de inmigrantes de los países del sur de Europa más golpeados por la crisis financiera que buscaron mejor suerte en Alemania, donde la tasa de desempleo se sitúa por debajo del siete por ciento.

En 2012 llegaron a Alemania 37.683 españoles, un 33,9 por ciento más que el año anterior. También se disparó el número de inmigrantes griegos (41,7 por ciento) e italianos (37,2 por ciento). A fin de año vivían en Alemania 120.231 españoles, 298.254 griegos y 529.417 italianos.

La primera nacionalidad de origen fue Polonia (184.325 inmigrantes o un 17,1 por ciento del total), seguida por los dos países que se sumaron a la UE en 2007: Rumania (116.964 inmigrantes o un 10,8 por ciento) y Bulgaria (58.862 o un 5,4 por ciento). "Las cifras demuestran que Alemania es atractiva para los inmigrantes por diversos motivos", señaló De Maizière al presentar el informe.

“Efecto positivo de la inmigración”

El ministro cristianodemócrata (CDU) destacó el efecto positivo de la inmigración en un país que tiene entre sus principales retos combatir el envejecimiento de la población y la caída de mano de obra. “Todos sabemos que Alemania depende de la mano de obra llegada del extranjero. El informe demuestra que hemos sentado correctamente las bases para la llegada de trabajadores de terceros países".

Aunque aún no hay cifras oficiales, diversos estudios indican que el boom migratorio continuó también en 2013. Según un informe del Instituto de Investigación del Mercado Laboral (IAB) difundido a principios de año, en 2013 llegaron a la primera potencia europea 400.000 personas más de las que dejaron el país, un diez por ciento más que en 2012 y el mayor saldo migratorio desde 1993.

La tendencia podría seguir acentuándose en 2014: desde principios de año, también búlgaros y rumanos tienen libertad para elegir dónde residir y trabajar. El IAB estima que sólo estos países incrementarán el saldo migratorio de 30.000 a 110.000 personas.

CP (dpa, rtr)

Publicidad