La inflación en Argentina fue de 3,7% en enero | América Latina | DW | 13.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La inflación en Argentina fue de 3,7% en enero

El nuevo índice de precios al consumidor presentado por el ministro de Economía, Axel Kicillof, reconoce un incremento en la inflación respecto del método anterior. Aún hay discrepancia con cálculos independientes.

El nuevo índice de precios al consumidor nacional urbano (IPCNu) de Argentina registró en enero un alza del 3,7 por ciento, informó este jueves el ministro de Economía, Axel Kicillof, en Buenos Aires.

El debut del nuevo método para medir la evolución de precios más que duplica el resultado del cuestionado índice oficial de inflación de diciembre pasado, cuando las autoridades estimaron un aumento del 1,4 por ciento en los precios, en un sinceramiento de la coyuntura económica que vive el país sudamericano.

Según el denominado IPC Congreso que elaboran legisladores de la oposición en base a cálculos de consultoras privadas, la inflación real en enero fue del 4,6 por ciento. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró sin embargo que ése "es un índice político, carece de seriedad, sustentabilidad y metodología adecuada". "Es información absolutamente capciosa", advirtió.

El nuevo índice oficial, presentado por Kicillof y autoridades del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), abarca a las principales ciudades de todo el país y reemplaza al anterior, que sólo reflejaba la evolución de los precios en el area metropolitana de la ciudad de Buenos Aires y era cuestionado por su falta de credibilidad.

Esfuerzo internacional

El IPCNu fue elaborado bajo supervisión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que había cuestionado las estadísticas oficiales desde la intervención del INDEC en 2007 y en septiembre pasado le aplicó una moción de censura a la Argentina. El índice de inflación fue manipulado durante siete años con supuestos fines políticos y económicos, lo que afectó asimismo la credibilidad de otros indicadores de la coyuntura económica y el mapa social.

Su presentación se da en un marco de amplia expectativa por la evolución de los precios tras la devaluación del peso, que desde principios de año perdió un 19,2 por ciento frente al dólar.

El año 2013 cerró con una inflación del 28,3 por ciento, según el IPC Congreso, mientras que de acuerdo con el INDEC oficial, el alza de precios al consumidor se ubicó en un 10,9 por ciento.

El ministro de Economía destacó que los cambios registrados en la economía en los últimos años "se reflejaron en los indicadores que se ven en la nueva canasta y que refleja al país completo".

Varias universidades nacionales e institutos de estadísticas de otros países, entre ellos España, Italia, Estados Unidos, Ecuador, México y Rusia, colaboraron en la elaboración del nuevo índice, que fue seguida con atención por miembros del Fondo.

La titular del INDEC, Ana María Edwin, destacó que ahora "Argentina va a disponer un índice de precios de efectividad nacional". Según explicó el director técnico del organismo, Norberto Itzcovich, refleja el nivel de gasto del 86,7 por ciento de la población del país que habita en localidades de más de 5.000 habitantes.

De acuerdo con el nuevo cálculo, en enero los precios de alimentos y bebidas aumentaron un 3,3 por ciento, mientras que el rubro de transporte y comunicaciones subió un 5,4 por ciento, la atención médica y gastos para la salud, un 5,9 por ciento; el de esparcimiento un 4,8 por ciento y los costos de vivienda y servicios básicos crecieron un 2,2 por ciento.

EL(dpa, reuters)