La industria de Alemania ante la amenaza de los hackers | Economía | DW | 08.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

La industria de Alemania ante la amenaza de los hackers

Con la creciente digitalización e interconexión, crece la montaña de información a la cual tiene acceso los piratas informáticos. Muchas empresas no se protegen lo suficiente. Los daños son enormes.

Otra llamada de atención, y no fue la primera. En esta ocasión, ni siquiera Angela Merkel se salvó de un ciberataque. En diciembre de 2018, datos de 1.000 personas –políticos, celebridades y periodistas- fueron invadidos por piratas informáticos. "Este ataque demuestra lo que sucede cuando alguien realmente se propone utilizar sistemáticamente, y a su conveniencia, fallas de seguridad en nuestros dispositivos e informaciones", afirma el vocero del Chaos Computer Club, Frank Rieger.

Una y otra vez, bancos de información son invadidos por los hackers. Y a la gran indignación le sigue algo de terror por lo que pudiera haber sucedido. Después, el tema desaparece para muchos en el grueso contingente informativo y noticioso. Las empresas tampoco se protegen lo suficiente en contra de posibles invasores, y pagan las consecuencias.

En otoño de 2016, hackers invadieron datos de 57 millones de usuarios de Uber en todo el mundo

En otoño de 2016, hackers invadieron datos de 57 millones de usuarios de Uber en todo el mundo

"Con líderes mundiales en sus respectivos sectores, la industria alemana resulta de especial interés para estos criminales", dice Achim Berg, presidente de la asociación digital Bitkom. Cuán grande es dicho interés, lo demuestran los resultados de un estudio reciente realizado por Bitkom. Según el documento, siete de cada diez empresas de la industria alemana sufrieron ataques informáticos en 2016 y 2017. La mitad de los ataques que resultaron exitosos trajo consigo fallos logísticos o de producción.

Daños en miles de millones

El sector más afectado fue el químico y farmacéutico, concluyó Bitkom. Le siguen en segundo sitio las empresas fabricantes de vehículos. Además, se multiplican los ataques a empresas pequeñas y medianas, de entre 100 y 500 empleados. En el sector de maquinaria y plantas industriales, 67 por ciento de las empresas se consideraron vulnerables a ataques informáticos en 2016 y 2017. En el sector de la comunicación y la electrotécnica fue un 63 por ciento.

A finales de 2018, la empresa de maquinaria Krauss Maffei fue atacada por hackers. Las consecuencias fueron limitaciones en la producción y la exigencia de un pago como rescate. Un ataque informático exitoso también daña enormemente la imagen de las empresas. En general, la industria alemana sufrió daños por más de 43.000 millones de euros en 2016 y 2017, a causa de sabotajes, robo de datos o espionaje, afirma el estudio de Bitkom. Si se toma en cuenta a todo el sector económico de Alemania, el daño asciende a cerca de 110.000 millones de euros.

En 2018, delincuentes obtuvieron los datos de pasaportes de 5,25 millones de clientes de esta cadena de hoteles

En 2018, delincuentes obtuvieron los datos de pasaportes de 5,25 millones de clientes de esta cadena de hoteles

Peligro creciente

El problema de la seguridad cibernética también ha sido abordado por el Instituto Fraunhofer para la Investigación en Sistemas e Innovación. "Los resultados de nuestras encuestas demuestran que ninguna empresa puede sentirse segura", dice Esther Bollhöfer. Para el estudio, los investigadores analizaron diversos delitos, y además, entrevistaron a docenas de expertos y cientos de empresarios. La dimensión real de los ataques podrían ser mayor, puesto que muchas empresas callan, perciben equivocadamente, o ni siquiera se percatan de ellos. Uno de cada cuatro ataques no fue denunciado ante las autoridades. Una de cada tres empresas se negó a describir su respuesta a ataque recibido. "En las empresas existe una gran inseguridad acerca del tema del espionaje", afirma Werner Heyer, de la Oficina de Investigación Criminal de Baden-Württemberg.

El peligro de los hackers crece. Por ejemplo, en condiciones de laboratorio ha sido posible invadir y reprogramar aparatos como marcapasos o asistentes para la respiración, indica la Oficina Federal para la Seguridad en la Técnica de Información. Tales aparatos no cuentan con un encriptado de seguridad complejo, a fin de permitir a los médicos el acceso en caso de una emergencia.

"Para finales de esta década, habrá cerca de 50.000 millones de aparatos interconectados a través de internet, y arrojará una cantidad inimaginable de datos", dice Marco Mille, vicepresidente de seguridad del consorcio Siemens.

Ataques con estructura

Casi una de cada cuatro empresas de la industria alemana admitieron ante Bitkom que los ataques sufridos provinieron de Rusia. 18 por ciento ubicó en China el origen de la invasión. Más de un tercio de los ataques provino de Alemania, y muchos de ellos se originaron en las propias empresas. Éstas, dice el Instituto Fraunhofer, a menudo facilitan el trabajo de los piratas informáticos. A empleados inconformes o exempleados se les otorga un acceso insuficientemente controlado a la información. A nuevos empleados no se les somete a controles de seguridad suficientes. Practicantes y empleados de firmas asociadas a veces tienen acceso a sensibles procedimientos, datos y know-how.

(elm/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda