La impresión 3D al alcance de todos | Ciencia y Ecología | DW | 27.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

La impresión 3D al alcance de todos

En Alemania abrió sus puertas la primera tienda de impresión 3D. La impresión de objetos de uso cotidiano y de diseños individuales podría revolucionar nuestro comportamiento de consumo.

¿Se imagina poder imprimir en 3D una versión en miniatura de si mismo o de su mascota? La empresa alemana “botspot”, que este miércoles (27.11.2013) inauguró la primera tienda de impresión en tercera dimensión en Alemania, hace posible esto y más.

Además de la venta de impresoras 3D, la oferta de "botspot" incluye impresiones de objetos de uso cotidiano, de diseños individuales y hasta de modelos de arquitectura. “En nuestra tienda se puede descubrir el mundo de la impresión 3D”, señala Manfred Ostermeier, gerente de “botspot”.

“Esta técnica de impresión ofrece posibilidades completamente nuevas en el ámbito creativo y científico. Ya sea la montura de los lentes, una herramienta especial o un bonito florero que no se puedan comprar en ninguna otra parte, nosotros podemos cumplir casi todos los deseos de nuestros clientes”, añade Ostermeier.

Uno de los escáneres 3D más grandes del mundo

Las impresiones de personas en miniatura son muy solicitadas.

Las impresiones de personas en miniatura son muy solicitadas.

La tienda cuenta con uno de los escáneres 3D más grandes del mundo, que trabaja con más de 60 cámaras. En solo 0,01 segundos el escáner fotografía a los clientes. Después, un programa de software transforma las imágenes en un modelo 3D de la persona, y una impresora especial imprime la figura en color real en un tamaño de hasta 45 centímetros.

Según Manfred Ostermeier, las impresoras de tercera dimensión le harán competencia a los museos de figuras de cera, ya que ahora no solo se podrán imprimir miniaturas de George Clooney, Angelina Jolie o de cualquier otra estrella, sino también de uno mismo. El gerente de “botspot” está convencido de que esto será normal en el futuro.

La técnica de impresión 3D podría revolucionar nuestro comportamiento de consumo. El teléfono, una lámpara, la funda protectora para el celular o los juguetes para regalar en Navidad: ¿Qué pasaría si dejáramos de comprar todos estos objetos y los pudiéramos imprimir nosotros mismos? ¿Cuántos empleos se verían afectados por este proceso a largo plazo?

Un mundo de plástico

Muchas impresiones son a base de plástico.

Muchas impresiones son a base de plástico.

Por un lado, la impresora 3D permite dar rienda suelta a la creatividad y dar forma a objetos que hasta ahora solo existían en nuestra imaginación. Por otro, el ejemplo de una persona en Estados Unidos, que imprimió una pieza en 3D para armar una pistola, muestra que aún no contamos con los mecanismos adecuados para controlar el uso de esta técnica.

Muchas impresiones son a base de plástico, un material altamente contaminante. Si empezáramos a imprimir cada vez más objetos de uso cotidiano, contribuiríamos aún más al uso de este material. ¿Qué consecuencia tendría para el medio ambiente?

¿Qué objetos imprimiría con una impresora 3D? ¿Conoce alguna tienda de impresión 3D en su país o dónde se pueda comprar una impresora 3D? ¿Qué ventajas podría traer la técnica de impresión en tercera dimensión? ¿La impresión 3D devalúa la mano de obra? Enviénos su opinión sobre el tema a feedback.spanish@dw.de o participe en Facebook: https://www.facebook.com/dw.espanol

DW recomienda

Publicidad