La imagen de Alemania según los inmigrantes | Sociedad | DW | 06.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

La imagen de Alemania según los inmigrantes

Un estudio revela que Alemania es un centro económico atractivo que ofrece buenos empleos a trabajadores extranjeros. Aunque no todo es un camino de rosas, sobre todo si la comparación es internacional.

Alquileres elevados, plazas limitadas de guardería y el coste de la vida al alza son temas que no solo crispan a los alemanes, sino también a los inmigrantes. Ahora bien, estos no son sus mayores problemas: el principal es la amabilidad alemana, que en comparación con otros países deja mucho que desear.

Así lo confirma un estudio de InterNations, plataforma electrónica para personas que trabajan en el extranjero. El resultado no es nuevo: los trabajadores extranjeros ya criticaban antes la falta de amabilidad del pueblo alemán. En esta ocasión, Alemania sale incluso peor parada, ocupando el puesto 36 de los 68 países de la lista, quedando ya muy alejada del puesto 12 que ocupó en 2014.

El debate sobre la migración refuerza esta percepción

"Al 56% de los participantes en el estudio en Alemania les parecía difícil construir una relación amistosa con la población local”, dice Malte Zeeck, responsable de InterNations, a DW. En el resto del mundo, solo una media del 36% de los encuestados tiene problemas para encontrar amistades en su nuevo hogar. Según Zeeck, los malos datos de Alemania se explican porque "probablemente los debates públicos sobre migración no hayan ayudado a sentirse bienvenido en Alemania”. En este sentido, puede que la buena reputación en el plano económico ya no baste. Los emigrantes siempre han valorado Alemania como polo económico porque los puestos parecen seguros, la pensión es buena y la economía va viento en popa, algo que también confirma Marcel Fratzscher, responsable del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW, por sus siglas en alemán). "Alemania es un gancho para los trabajadores extranjeros”, afirma Fratzscher a DW. Al fin y al cabo, cerca de 300.000 extranjeros de la UE han venido a Alemania en los últimos 10 años porque aquí se ofrecen buenos puestos y oportunidades de formación”. Fratzscher cree que esta tendencia continuará en el futuro.

Sin inmigración no hay bonanza 

La mano de obra extranjera es importante, en especial para Alemania, porque escasea. Considerando el cambio demográfico, el país debería esforzarse en mostrar un mayor grado de tolerancia. Fratzscher lo tiene claro: "Sin la fuerte inmigración durante los últimos 10 o 15 años, de millones de personas procedentes de otros países europeos, no hubiera habido bonanza económica”.

Si los alemanes quieren cubrirse las espaldas, tienen que tolerar mejor a los trabajadores extranjeros. "Personas con elevada cualificación, que pueden trabajar en cualquier parte del mundo, vendrán a Alemania solo si, además de optar a un buen trabajo, se sienten aceptados”, afirma el experto económico Marcel Fratzscher. "En este sentido, todavía le ponemos demasiadas trabas a la gente”.

Bahréin, campeón

Bien distinta es la situación en Bahréin, país que ocupa el primer puesto en el estudio y que, por lo tanto, facilita a los extranjeros sentirse acogidos. Algo similar ocurre en Taiwán, segundo país en la lista. "Aquí prima la calidad de vida”, según Zeeck, responsable de InterNations.

En esta quinta edición del estudio se ha encuestado a más de 18.000 emigrantes de 187 países sobre su situación en el extranjero. No se trataba de una mera comparación de datos, como, por ejemplo, el coste de la vida, sino de la percepción personal de los encuestados. En Alemania han participado 1.692 emigrantes.

Estonia, pionero en digitalización

Por otra parte, este año fue el primero que se preguntó por la calidad de la "vida digital”, categoría que también afeó la posición de Alemania. En el extremo contrario se encuentra Estonia, país pionero en cuestiones de digitalización, donde los niños aprenden desde bien temprano la importancia de la ciberseguridad y todos los ciudadanos pueden tramitar sus gestiones administrativas en la esfera digital.

Según la comparación realizada por InterNations, Alemania ocupa el puesto 53 en términos de digitalización. "Solo el 29% de los encuestados considera que accede rápido a Internet desde su hogar”, afirma Malte Zeeck. A nivel global, este porcentaje asciende al 41%. "También la facilidad para acceder a un celular o a efectuar pagos sin efectivo obtiene una mala evaluación.” Pero según Zeeck, esto podría mejorar pronto: "Digitalizar los empadronamientos, las visitas a las autoridades, traducir los contenidos al inglés, posibilitar conexiones rápidas a Internet y el pago sin efectivo son temas abordables”, dice Zeeck, quien piensa que "también debería ser posible” lograrlo.

Jennifer Wagner (PJ/ER)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda