La ILA de Berlín, una feria con alas desplegadas | Economía | DW | 09.06.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Economía

La ILA de Berlín, una feria con alas desplegadas

En la feria aérea y aeroespacial ILA se presentó el primer avión científico impulsado por células fotovoltaicas. También se comentó el millonario pedido de aviones Airbus A380 por parte de los Emiratos Árabes Unidos.

Dos aviones Airbus A380 en la feria de Berlín.

Dos aviones Airbus A380 en la feria de Berlín.

La pista de aterrizaje mide 250.000 metros cuadrados. A ella han arribado 1.153 expositores de 47 países, en el año número 100 del Berlin Air Show (ILA), feria dedicada a la exposición de productos y tecnología aérea y aeroespacial.

Superteaser NO FLASH Deutschland ILA in Berlin Angela Merkel

La feria fue inaugurada por la canciller Angela Merkel (a la izq.).

La exposición tiene su sede en la parte sur del aeropuerto de Schönefeld, de la capital alemana. El índice de participantes incluye a los consorcios más importantes del sector aéreo y aeroespacial, como Airbus, AgustaWestland, Antonov, Arianespace, Astrium, Beriev, Bell Helicopter Textron, Boeing, Bombardier, CAE, Diamond, Diehl, EADS, Eurocopter, ESA, General Atomics, Irkut Corporation, Ivchenko, Liebherr Aerospace, Lufthansa Technik, y Lockheed Martin, entre otros.

La presencia europea es grande, con expositores de Francia, Inglaterra, Italia, Polonia y Rusia. Suiza es el socio co-organizador del encuentro. También aterrizan el Berlín delegaciones de Australia, Finlandia, México, Singapur, Turquía y Túnez. A cien años de haber sido fundada, la ILA conjunta en 2010 la mayor participación de toda su historia.

Las novedades

La mayor expectación del Berlin Air Show se centra en los modelos de naves aéreas y aeroespaciales que son presentados en Berlín-Schönefeld: aviones de combate como el Eurofighter o el Gripen. El Grob G250 es un artefacto de 30 metros de envergadura que, entre otras funciones, puede servir para guiar a control remoto vehículos no tripulados.

En cuanto a la aviación científica, el Centro Alemán para la Investigación Aérea y Aeroespacial (DLR) presenta su nave Antares, también conocida como DLR-H2. Se trata del primer artefacto no tripulado de investigación cuya energía se genera por completo a través de una pila de hidrógeno. De este modo, todos los procedimientos de vuelo, incluidos el despegue y el aterrizaje, se realizan generando cero emisiones contaminantes.

Acuerdos con Brasil

En el marco de la ILA, el consorcio EADS, del cual es filial Airbus, anunció que buscará concretar acuerdos de asociación con su par brasileña Embraer. “Sostenemos negociaciones con el tercer mayor fabricante de aeronaves civiles del mundo”, afirmó el presidente de EADS, Louis Gallois. Estamos muy ansiosos por concretar acuerdos con Embraer”, agregó sin dar mayores detalles.

Airbus también recibió un encargo de la aerolínea brasileña TAM por un valor de catálogo de 2.900 millones de dólares. El socio StarAlliance compró cinco aviones de largo alcance del tipo A350, cuyo vuelo de bautismo se prevé para 2012.

"A esto se le suman 20 aviones de mediano alcance de la familia A320", dijo la presidenta de TAM, Maria Claudia Amaro, en la ILA de Berlín.

ILA 2010 Berlin Air Show Flash-Galerie

Aviones de combate de Suiza, país co-organizador de la ILA 2010.

En esta misma tónica, fue tema relevante el reciente pedido de 32 aeronaves Airbus A380 por parte de los Emiratos Árabes Unidos. “El negocio constituyó el bautizo de fuego para nuestro avión. El pedido constituye la mejor carta de presentación para el A380”, reiteró Gallois.

Airbus espera batir a su competidor Boeing en la puja por ganar el concurso para la entrega de 179 aviones nodriza para las fuerzas armadas de Estados Unidos. Se calcula que dicho pedido implicará un negocio de 35.000 millones de dólares.

La feria ILA se llevó a cabo por primera vez en 1909, en Fráncfort del Meno. De 1912 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial tuvo su sede en Berlín, mientras que en la posguerra se trasladó a Hannover. Desde 1992 regresó a la capital alemana, donde se celebra cada dos años.

Autor: Enrique López Magallón

Editora: Emilia Rojas-Sasse

DW recomienda