″La gente quiere ver héroes wagnerianos con aspecto de Brad Pitt″ | Cultura | DW | 26.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cultura

"La gente quiere ver héroes wagnerianos con aspecto de Brad Pitt"

El tenor Stephen Gould inauguró la edición 2019 del Festival de Bayreuth en el papel de "Tannhäuser". En entrevista con DW, el tenor, de 57 años, aborda los momentos críticos de su carrera y su relación con Wagner.

Deutsche Welle: Señor Gould, ¿qué es lo que más le emociona de venir a Bayreuth?

Stephen Gould: La tradición. El primer año que vine me sentí muy intimidado. Siento magia al cantar Wagner y descubrir cosas que probablemente no encontraría en ningún otro lugar. Es eso que los actores y los artistas describen como "estar en el momento”. Ya no trato de cantar para el público. Cuando uno es joven, quiere ser amado, desea que la crítica lo adore e impulsar su carrera. Ahora, cuando estoy en el escenario, lo que más me gusta es descubrir algo para mí. Sobre todo en el Teatro del Festival, un lugar creado solo para la interpretación de la música de Wagner.

¿Cómo se convirtió usted en cantante wagneriano?

Yo era un joven cantante que comenzó como barítono. Durante mis primeros años en el Conservatorio, quería ser tenor, pero me faltaba la técnica adecuada. Cuando la Ópera Lírica de Chicago me dijo que no necesitaba más mis servicios, estaban teniendo lugar las audiciones para el musical El fantasma de la ópera. Me presenté por divertirme y trabajé en él casi 10 años de mi vida. Después quise dejar de cantar, hasta que conocí a un profesor de canto de la Ópera del Metropolitano de Nueva York, que me dijo que yo, desde el principio, había estado cantando mal.

Ver el video 03:11

Arranca el festival de Bayreuth

¿Sintió que hasta entonces había desperdiciado el tiempo?

No, porque cuando regresé a la ópera, tuve claro que aquellos años fueron tal vez mi salvación, porque después de ese tiempo tenía la edad adecuada para cantar Wagner. A muchos cantantes se los empuja quizá hoy día demasiado pronto a cantar papeles wagnerianos. He escuchado a gente decir: "Cuando tenga 28 ó 29 años, quiero cantar Siegfried”. Bueno, si abordas "Siegfried" a esa edad, puedo garantizarte que a los 38 años ya no cantarás nada. Sencillamente, no debe interpretarse tan pronto. El público quiere que sus héroes sean jóvenes y tengan el aspecto de Brad Pitt en sus años mozos. Pero hay que darle tiempo a la voz para que se desarrolle.  

Bayreuther Festspiel 2019 | Tannhäuser und der Sängerkrieg auf Wartburg

Stephen Gould, caracterizado como payaso en su papel de "Tannhäuser", en el estreno de la edición 2019 del Festival de Bayreuth.

¿Cuándo conoció a Wagner?          

Él me encontró a mí. Mi maestro me dijo: "Tienes que abordar los grandes papeles alemanes". "Tannhäuser" fue mi primer papel wagneriano en la Ópera de Linz. Llamé a mi profesor y le pregunté:  "¿Crees que estoy preparado para hacerlo?" Él respondió: "Llevas preparándote desde hace tres años para ello y conoces sus momentos más peliagudos, así que, adelante".

¿Cómo consiguió que lo llamaran de Bayreuth?

En cuanto en Europa alguien nuevo canta Wagner, uno puede estar seguro que algún miembro de la familia Wagner lo escuchará. En mi caso fueron Wolfgang Wagner y su esposa, Gudrun. Me vieron en Linz y me invitaron a incorporarme a Tannhäuser en 2004. El reparto era increíble, no podía haber tenido mejores colegas. Después canté aquí Siegfried, me preparé para ello dos años y medio, pero no fue suficiente. Para un papel principal, se necesita una rutina que hasta el propio cuerpo debe incorporar. Ahí me precipité.

Sin embargo, aquello no supuso para usted su final en Bayreuth.

Eso es algo que debo agradecer a Wolfgang Wagner, antiguo director del Festival de Bayreuth. Cuando interpreté el papel de "Siegfried", se dio cuenta de que iba a fracasar. Me dijo: "Ven aquí, muchacho". No había nadie cerca, así que pensé que iba a despedirme. En lugar de eso, empezó a contarme cosas sobre todos los grandes tenores que habían cantado en Bayreuth desde su infancia, por ejemplo, Max Lorenz, que era fantástico, pero tenía problemas de afinación y era algo perezoso. O el tenor Wolfgang Windgassen, que en su primera interpretación como "Siegfried" dejó fuera ocho "Las” agudos porque, sencillamente, no podía cantarlos. Wolfgang Wagner me contó cosas sobre estas leyendas, se levantó y se fue. Ningún tenor fue un Siegfried perfecto en la primera función.

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema