La factura de la calefacción en Alemania se triplicará en 2023 | Europa al día | DW | 14.07.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

La factura de la calefacción en Alemania se triplicará en 2023

La autoridad reguladora de redes de servicios advirtió de que los gastos de calefacción podrían triplicarse en relación con el aumento masivo del precio del gas y llamó a los consumidores a tomar las medidas pertinentes.

"Para los que están recibiendo ahora su factura de gastos de calefacción, las cuotas ya se están duplicando, y eso sin tener en cuenta todavía las consecuencias de la guerra de Ucrania", dijo el presidente de la Agencia Federal de Redes, Klaus Müller.

En declaraciones que publica este jueves (14.07.2022) el grupo de medios Redaktionsnetzwerk Deutschland (RND), Müller advirtió de que "a partir de 2023, los clientes de gas tendrán que prepararse para una triplicación de las tarifas, como mínimo".

En Alemania, los consumidores pagan a sus proveedores de energía una cuota mensual fija según un cálculo estimado y reciben al año siguiente una factura que, basada en el consumo real, implica para el cliente el pago o el reembolso, según el caso, de la diferencia.

Según Klaus Müller, es "absolutamente realista" que aquellos clientes que actualmente pagan 1.500 euros al año por el gas, tengan que desembolsar en un futuro 4.500 euros y más.

"En las bolsas, los precios se han multiplicado por siete en algunos casos. No todo esto llegará a los consumidores de inmediato o en su totalidad, pero en algún momento habrá que pagarlo", agregó.

Por eso la gente tiene que tomar medidas ahora, tanto técnicas como económicas, instó, y lanzó dos mensajes a los consumidores.

"Primero: aumentad voluntariamente vuestra cuota o guardad algo de dinero cada mes, por ejemplo, en una cuenta especial. Segundo: hablad con vuestro casero o con un fontanero, si todavía está disponible. ¿Qué se puede hacer para optimizar la calefacción?", señaló.

Precisó que aproximadamente la mitad de las calderas de gas de Alemania no están bien ajustadas y que precisamente "con un pequeño gasto se puede lograr un gran ahorro ahí".

Por otra parte, también pidió a las autoridades y empresas ahorrar aún más gas.

Muchas personas hacen ya "grandes esfuerzos para ahorrar gasolina", pero "todavía se puede hacer más", afirmó.

Indicó que los depósitos de almacenamiento de gas sólo están llenos en algo menos de dos tercios, que ya es más que en años anteriores, pero "insuficiente".

Por otra parte, rebatió los temores de que los hogares queden subordinados a la industria en el suministro en caso de escasez de gas y recordó que "la situación jurídica alemana y europea prevé que los hogares privados están protegidos hasta el final".

"Incluso en el peor escenario, Alemania seguirá recibiendo gas de Noruega y de terminales en Bélgica u Holanda y pronto también directamente de terminales en la costa alemana", agregó.

Por eso, un escenario en el que no llegue más gas a los hogares es "poco probable", aseguró. (AFP, DPA).

DW recomienda