La epidemia de ébola podría infectar a 20.000 personas | El Mundo | DW | 28.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La epidemia de ébola podría infectar a 20.000 personas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que la lucha contra la epidemia de ébola en África Occidental será larga y que habrá muchas víctimas: en los próximos meses podría haber más de 20.000 infectados.

La OMS presentó hoy (28.08.2014) un plan de emergencia en Ginebra. El documento prevé, entre otros, el envío de más de 13.000 trabajadores sanitarios a las regiones más afectadas por el virus. 750 de ellos serían especialistas internacionales. El costo total se estima en más de 370 millones de euros (unos 488 millones de dólares) en los próximos seis meses. "No se trata de un asunto de África Occidental, sino de la seguridad sanitaria mundial", aseguró el vicedirector general de la organización, Bruce Aylward. "Hace falta una nueva estrategia porque el brote en Guinea, Liberia, Sierra Leona y Nigeria está superando todo lo conocido hasta ahora", dijo.

El objetivo del plan de emergencia es que las infecciones dejen de aumentar en las zonas más afectadas en un plazo de tres meses. También hay que frenar la transmisión del virus en las capitales y grandes puertos. Aunque el plan se cumpla en su totalidad, la OMS no prevé que la epidemia se acabe antes de seis a nueve meses. Aylward cree que la clave del éxito es el trabajo con los habitantes de las zonas afectadas, que tienen que ser bien informados sobre la enfermedad. "Las limitaciones de movimiento y comerciales, en cambio, no vencerán al ébola, sino que, por el contrario, entorpecen la lucha contra el virus", aseguró. Por eso, Aylward manifestó su esperanza de que en dos semanas vuelva a haber vuelos en las regiones afectadas. Debido a las numerosas restricciones, actualmente es muy difícil transportar personal y material.

Médicos sin fronteras habla de "esperanzas exageradas"

Hasta el 26 de agosto, el número de casos confirmados y sospechosos aumentó a 3.069 en África Occidental, de los que 1.552 murieron. Sin embargo, la cifra real podría ser entre dos y cuatro veces más alta, alerta la organización. Más del 40 por ciento de los casos se registraron en los últimos 21 días.

La tasa de muerte fue del 52 por ciento, de entre un 42 por ciento en Sierra Leona hasta un 66 por ciento en Liberia. La mayoría de los contagios se concentran en la región de Gueckedou en Guinea, donde se registra el 62 por ciento de los casos. La organización Médicos sin Fronteras saludó la iniciativa, pero advirtió de esperanzas exageradas. "Un plan primero debe implementarse", dijo Brice de Le Vigne, director de la oficina de proyectos. Ninguna organización tiene actualmente la capacidad de contener la epidemia.

Entierro de víctima de ébola en Sierra Leona.

Entierro de víctima de ébola en Sierra Leona.

Más muertes y nuevos casos

Por otra parte, el Ministerio de Salud de Nigeria informó de la primera muerte por el virus fuera de Lagos, en el delta del Níger. Un médico no identificado falleció el 22 de agosto en Port Harcourt, capital del sureño estado de River State. "Tras la información sobre la muerte por parte de la viuda al día siguiente, el caso ha sido investigado a fondo y los análisis de laboratorio mostraron que el doctor tenía ébola" dijo el ministro de Sanidad, Onyebuchi Chukwu. En total, en ese país murieron seis personas por el ébola. Las autoridades de salud pusieron bajo observación a más de 70 personas que tuvieron contacto con el médico y en cuarentena a su esposa, que mostró síntomas de la enfermedad.

Por otra parte, la religiosa repatriada a España junto al sacerdote que murió de ébola el pasado 13 de agosto fue dada de alta hoy, tras descartarse el contagio, al igual que ocurrió en el caso de otro paciente aislado en Barcelona. La hermana Juliana Bonoha, de origen guineano y pasaporte español, permaneció 21 días ingresada y aislada en el Hospital Carlos III de Madrid, el mismo donde falleció el sacerdote Miguel Pajares. En Alemania, los médicos no se pronunciaron hoy sobre el estado del empleado de la OMS infectado, que llegó el miércoles a Hamburgo. El hombre, oriundo de Senegal, se infectó en un laboratorio en Sierra Leona, según la OMS.

MS (dpa/Reuters)

Publicidad