La disputa por el agua ya está empezando en Alemania | Ecología | DW | 07.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

La disputa por el agua ya está empezando en Alemania

Siempre disponible, siempre potable: esta es la idea que en Alemania se tiene del agua. Pero los alemanes tendrán que empezar a acostumbrarse a ahorrar y a apreciar más este recurso natural.

No es África, es el Alemania, más exactamente en Manching, Baviera

No es África, es Alemania, más exactamente en Manching, Baviera

La advertencia llegó por teléfono. La aplicación NINA, de la Oficina de Protección Civil y Asistencia en caso de Desastres (BBK), informó en junio a dos ciudades alemanas, en Renania del Norte-Westfalia y Baja Sajonia, de la reducción del flujo de agua potable.

Esta alerta le muestra a Alemania que tendrá que empezar a acostumbrarse a la escasez de agua. Algo hasta ahora impensable en este país rico en agua. En 2013, según la Agencia Federal de Medio Ambiente (UBA), se extrajeron del subsuelo 25 mil millones de metros cúbicos de agua. Aún así, Alemania utilizó solo el 13% del agua dulce disponible. Pero el verano de 2018, pobre en lluvias como el siguiente invierno, y los cálidos días de 2019 están agotando una de las principales  fuentes de Alemania: el agua subterránea.

Lutz Neubauer, de la Unión para la Conservación de la Naturaleza (NABU), asume que solo en Baja Sajonia, su estado federado, el "nivel del agua subterránea cae entre 1,5 y 2 cm por año". Esto significa menos agua disponible, a la vez que aumentan las etapas de sequía y extremo calor, que hacen crecer la demanda”.

Lucha por el agua

En Alemania "está comenzando a tener lugar una carrera por el agua y deberíamos pensar en una distribución eficiente", dice Jörg Rechenberg, experto en agua de la UBA. Hasta ahora, los agricultores no necesitaban el agua subterránea. La lluvia era suficiente para irrigar sus campos. Eso ha cambiado. Las olas de calor han secado muchas regiones. El resultado: "El número de solicitudes de los agricultores para extraer agua subterránea ha aumentado significativamente", dice Neubauer, de NABU.

Tobias Gerdesmeyer, alcalde de Lohne, una de las dos primeras ciudades en emergencia por falta agua, reconoce que "ya estamos en una competencia por el agua y necesitamos conceptos innovadores sobre cómo podemos usarla de manera eficiente". También es importante no desperdiciar agua dulce. Hasta ahora, la mayor parte del agua lluvia no se recolecta.

El consumo de agua es más alto que nunca

Los servicios públicos de agua, como la "Oldenburg-Ostfriesische Wasserverband” (OOWV), son una de las entidades encargadas de la distribución de aguas subterráneas, un recurso cada vez más disputado.

La OOWV abastece a cerca de un millón de usuarios, la mitad de ellos agricultores o plantas industriales. La asociación ya hizo un primer llamamiento a los consumidores a ahorrar agua y bajar la presión de los grifos. "En 50 años, en el norte de Alemania podríamos tener un clima como el del sur de Francia hoy y necesitamos adaptar nuestras plantas hidráulicas para obtener más agua", dice Axel Frerichs, subdirector de la asociación de servicios públicos de Oldenburgo.

El Ministerio alemán de Medio Ambiente lidera el "Diálogo Nacional del Agua" con agricultores y asociaciones industriales. Para 2020, espera presentar una estrategia a más largo plazo con el prometedor nombre de "Agua del futuro".

(jov)

DW recomienda