La CDU: un partido en busca de su identidad | Alemania | DW | 11.02.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

La CDU: un partido en busca de su identidad

En el pasado, la Unión Cristiano Demócrata alemana (CDU) se identificó con la derecha. Luego Merkel la empujó hacia el centro. Ahora, cada vez más miembros del partido anhelan recuperar los valores conservadores.

Annegret Kramp-Karrenbauer está harta. Solo 14 meses después de su elección como presidenta de la CDU, acepta su derrota en la lucha por el poder en la cúpula del partido. En primer lugar, porque nunca consiguió salir de la sombra de Angela Merkel, que sigue siendo la canciller. Por otro lado, porque no ha logrado superar la división política interna.

Ciertamente lo intentó. La CDU tiene tres raíces: la cristiano-social, la liberal y la conservadora. Las tres son igualmente importantes declaró una y otra vez AKK, como también se la llama. Muchos miembros del partido, pero también votantes que ya se alejaron, lo ven de manera diferente. Bajo la presidencia de Angela Merkel, que se hizo cargo de la CDU en el año 2000, el partido se abrió hacia la izquierda y se acercó a la socialdemocracia.

El abandono de la energía nuclear y el matrimonio para todos

Durante su mandato, Merkel se ha alejado de muchas posiciones que la CDU una vez dio por sentadas. El abandono de la energía nuclear, la abolición del servicio militar obligatorio, la apertura de Alemania como país de inmigración, la posibilidad de una alianza gubernamental con los Verdes, el matrimonio entre personas del mismo sexo… Angela Merkel ha hecho posibles cosas que antes eran impensables en la CDU.

Helmut Kohl y Angela Merkel

Angela Merkel (aquí en 2001 con el ex canciller alemán Helmut Kohl) fue presidenta de la CDU de 2000 a 2018.

La expansión de la política social bajo Merkel se debió también a las coaliciones con el partido socialdemócrata SPD. Pero la canciller también supo apropiarse de los aplausos recibidos por el gobierno, como fruto de iniciativas que provenían de los socialdemócratas. En la medida en la que la CDU ocupó campos de los socialdemócratas y también de los Verdes, los índices de popularidad del SPD cayeron.

El nuevo enemigo: AfD

Al mismo tiempo, sin embargo, creció la brecha en el flanco de la derecha. La Alternativa para Alemania (AfD), inicialmente conservadora, pero entretanto ultraderechista, logró llenar ese hueco. La CDU aún no ha encontrado una respuesta a su ascenso. ¿Debería distanciarse de ella, o cooperar con ella en los parlamentos? Hay un buen número de políticos de la CDU, especialmente en Alemania del Este, a quienes les gustaría intentarlo.

Ciertamente también con el objetivo de poder imponer de nuevo políticas más conservadoras a través de la cooperación con la AfD. En la CDU de Alemania Occidental, por otro lado, las reservas sobre la AfD son tan grandes que la cooperación está en buena medida descartada. 

Deutschland Sitzung des CDU-Landesvorstands in NRW | Jens Spahn, Armin Laschet udn Friedrich Merz (picture-alliance/dpa/F. Gambarini)

Tres posibles sucesores: Jens Spahn, Armin Laschet, Friedrich Merz.

Vuelta al origen

El regreso a las raíces conservadoras es, sin embargo, una idea que encuentra más y más partidarios cuanto peores se vuelven los resultados en las encuestas y las elecciones. Muchos se quejan que el partido perdió su perfil propio y no se puede distinguir del SPD. Esos críticos opinan que con una vuela a las raíces conservadoras volverían también los antiguos éxitos electorales. ¿Pero es cierto?

Seguramente una reorientación de la CDU provocaría una migración de votantes. Pero no solo en una dirección. Los votantes que se marcharon hacia la AfD podrían volver a la CDU. Pero en la misma medida, o aún más, los votantes emigrarían hacia otras direcciones. Ya sea hacia los Verdes, el SPD, o el partido liberal FDP. O incluso hacia La Izquierda.

La batalla de sucesión

Quien siga a Annegret Kramp-Karrenbauer en la cima de la CDU, tendrá que lidiar con ese dilema. Además, no hay que olvidar que los tiempos de los grandes partidos mayoritarios han terminado. Así que también es muy posible que la CDU siga en declive, si regresa a sus raíces conservadoras.

El futuro rumbo de la CDU depende en cualquier caso de quién sucederá a AKK. El primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, el ministro de Salud, Jens Spahn, y el ex líder de la fracción CDU/CSU Friedrich Merz son los candidatos más nombrados. Mientras que Laschet podría forjar una alianza con los Verdes tras las próximas elecciones, Spahn y Merz representan mas bien un giro hacia la derecha. El futuro rumbo de la CDU después de la era Merkel sigue siendo incierto.

(gg/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda