La campaña de Clinton acusa al director del FBI de tratar de influir en la campaña | El Mundo | DW | 31.10.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

La campaña de Clinton acusa al director del FBI de tratar de influir en la campaña

Los agentes disponían de la información publicada el viernes desde hace semanas. Que un funcionario público use su cargo para favorecer a un candidato es delito en Estados Unidos.

"Le escribo para informarle de que mi oficina ha determinado que estas acciones pueden violar la Ley Hatch", indicó el líder de la minoría demócrata del Senado de Estados Unidos, Harry Reid, al director del FBI, James Comey. "A través de sus acciones partidistas, es posible que haya violado la ley", continúa en referencia a la investigación sobre los correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton. Previamente, el jefe de la campaña de Clinton, John Podesta, y el administrador de la campaña, Robby Mook, criticaron a Comey por enviar una carta notificando al Congreso sobre la revisión de emails antes de saber, incluso, si eran significativos o relevantes.

En una dura carta dirigida a Comey, Reid asegura que parece que el director del FBI está beneficiando a un partido político sobre otro, lo cual podría violar la Ley Hatch, que prohíbe a los funcionarios del Gobierno utilizar su posición para influir en una elección. "En mis comunicaciones con usted y otros altos cargos de seguridad nacional, ha quedado claro que posee información explosiva sobre los estrechos lazos y la coordinación entre Donald Trump, sus altos asesores y el Gobierno ruso", prosiguió el veterano senador.

¿Por qué justo a dos semanas de las elecciones?

En ese sentido, Reid reiteró que los ciudadanos estadounidenses tienen derecho a saber esa información, cuya publicación no supone ningún riesgo, algo que le solicitó a Comey hace meses. Sin embargo, compara el senador, "tan pronto como tuvo en posesión la más mínima insinuación relacionada con la secretaria Clinton, se apuraron para darlo a conocer de la manera más negativa posible".

Sin embargo, según publica el Washington Post, los agentes del FBI disponían de la nueva información con la que han reabierto el caso contra Clinton desde hace semanas. "Un anuncio por parte del FBI a principios de octubre, cuando fueron descubiertos los correos, hubiera podido ser políticamente menos dañino para Clinton que uno apenas dos semanas antes de las elecciones del 8 de noviembre", dice el rotativo. Comey afirmó haber sido informado el jueves de esos nuevos correos y envió al día siguiente una carta a los legisladores afirmando que disponía de nuevos datos para reabrir el caso. La candidata demócrata pidió entonces que publicara todos los datos para evitar especulaciones, pero Comey no ha facilitado más información desde el viernes.

El demócrata concluye su misiva a Comey subrayándole que él mismo fue uno de sus primeros apoyos para ocupar el cargo como director del FBI, cuando los republicanos querían bloquearlo y lideró su defensa porque creía que era "un servidor público con principios". "Con todo el dolor, ahora veo que me equivoqué", concluye.

Agenda de los candidatos

El candidato republicano Donald Trump, por su parte, se mostró hoy agradecido al excongresista demócrata cuyos correos electrónicos han propiciado la apertura del caso.   "Nunca pensamos que ibamos a decir gracias a Anthony Weiner", dijo Trump en un discurso en Las Vegas (Nevada). Según la prensa estadounidense, los correos electrónicos fueron encontrados en un ordenador de Weiner, recientemente separado de Huma Abedin, la asistente de Clinton. Weiner está siendo investigado por "sexting" (envío de mensajes, fotos o vídeos de contenido sexual) a una menor.

Hillary Clinton, que ayer se acercó a la comunidad latina de Florida con un concierto gratuito de Jennifer López en Miami, dedicó el domingo a ganarse a la comunidad homosexual en un mitin en Wilton Mannors, al norte de la ciudad, en que solicitó el voto de los grupos LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales). Si llega a la Casa Blanca, Clinton tomará medidas para eliminar la discriminación hacia personas LGBT en "todos los aspectos" y avanzará para hacer de EE.UU. un "ejemplo" de sociedad igualitaria. Además, destacó el "terrible historial" de Trump contra esa comunidad.

LGC (EFE/dpa/WP)

DW recomienda

Publicidad