La blogósfera hispanohablante evoluciona al ritmo de la web social | Cultura | DW | 08.12.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

La blogósfera hispanohablante evoluciona al ritmo de la web social

¿En qué estado se encuentra la blogósfera? ¿Está en peligro de extinción? Vanina Berghella, blogger y jurado de The BOBs nos explica la evolución de los blogs en torno a los nuevos avances de la red social.

default

Enlazar, actualizar, recomendar... algunas de las directrices clave en la web social.

La blogósfera en general, y la de idioma español en particular, goza de muy buena salud. Aunque en los últimos meses analistas y ciberpronosticadores auguraron su muerte y las encuestas señalan que el ritmo de creación de nuevos blogs ha disminuido, en relación a años anteriores, la realidad es que los blogs se están transformando. No desapareciendo.

Los blogs se están convirtiendo en el espacio donde el usuario puede tomarse el tiempo de reflexionar, tratar con más profundidad un tema y dejar para otras plataformas los posts breves o el link recomendado.

Es que mantener vital, actualizado y darle difusión a un blog demanda un tiempo que pocos usuarios están dispuestos a dar. En cambio, las nuevas redes sociales, permiten una inmediatez y un ritmo dinámico para compartir enlaces y microcontenidos -como sucede en Twitter-, que los blogs dejaron de tener. Facebook o Tuenti ayudan a compartir contenidos entre usuarios de intereses disímiles que quizás no llegarían a leer un blog. Aquí puede yacer una clave de los nuevos tiempos que corren y para tener en cuenta: espacios en red, más colaborativas y menos individuales como suelen ser la mayoría de los blogs.

Vanina Berghella BOBs

Vanina Berghella. Periodista, blogger y miembro del jurado de The BOBs.

En medio de este contexto, los bloggers hispanos saben claramente que la llegada de las nuevas herramientas significa una oportunidad y no una amenaza para sus espacios de publicación. Los más avezados aprovechan las nuevas plataformas para acercarse a otros lectores, estrechar y generar nuevas redes de contactos y finalmente dar difusión y redistribuir el contenido de sus blogs en estas nuevas esferas. Otra característica importante de este cambio es que los bloggers han madurado y buscan mejorar el contenido de sus blogs, se especializan y adaptan el formato para nuevos usos específicos. Así, además de los ya clásicos blogs personales, de tecnología o actualidad; surgieron exitosos blogs de nicho altamente calificados en turismo, educación, literatura, empresas, política, publicidad, etc.

Es cierto que el nivel de actividad en los blogs ha decrecido porque parte de este tiempo, se lo llevan las redes sociales. Pero vale la pena destacar un dato interesante que arroja el informe sobre El Estado de la Blogósfera 2009 elaborado por Bitácoras.com. Aunque “sólo un 6,98% de los blogs hispanos se actualizan con cierta frecuencia y el 3,91% de ellos son realmente activos”, comparado con el último informe mundial de Technorati, donde “apenas el 1,1% de los blogs mundiales se actualiza durante la última semana”, se deduce que los blogs hispanos son más activos que el resto de la blogósfera.

Los blogs en idioma español tienen un escenario lleno de oportunidades. Aún la penetración de Internet está en pleno crecimiento –especialmente en Latinoamérica– y hay temas incipientes y poco abordados que valdrán la pena explorar. Las comunidades de blogs se han fortaleciendo con el tiempo, basta ver cómo crecieron las redes de blogs comerciales o de nicho. Esto permite focalizar mejor el contenido e imprimirle calidad. Es importante que los bloggers aprovechen el nuevo ecosistema de la web social porque de esta forma potenciarán sus blogs y sus perfiles como referentes.

Los blogs mantendrán su particularidad innovadora, influenciadora y creíble mientras sepan adaptarse rápidamente a los cambios y preserven su esencia fundamental: compartir, colaborar y participar.

Autor: Vanina Berghella

Editora: Luna Bolívar Manaut