La aplicación alemana Corona Warn es un éxito, pero no para todos | Alemania | DW | 26.06.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

La aplicación alemana Corona Warn es un éxito, pero no para todos

Muchos alemanes confían en la lucha contra la propagación del coronavirus de su Gobierno. Esto se refleja en la buena acogida que tiene la “Corona-Warn-App”. ¿Qué funciona bien? ¿Dónde hay aún problemas?

Disponible en las tiendas virtuales de Alemania y otros 11 países europeos

Disponible en las tiendas virtuales de Alemania y otros 11 países europeos

La aplicación alemana de alerta del coronavirus ha llegado hasta a la británica Cámara de los Comunes. En un debate, y con tono de burla, el primer ministro Boris Johnson le pidió al líder de la oposición laborista, Keir Starmer, nombrar un país con una aplicación de alerta que funcione. "¡Alemania! En funcionamiento desde el 15 de junio. Doce millones de descargas", respondió Starmer.

En efecto, hay bastantes informes de países europeos -Italia y Francia, por ejemplo- en los que la acogida de una aplicación de alerta ha sido modesta. Una razón puede ser la preocupación por la seguridad de los datos. En Francia, los datos se almacenan de forma centralizada, a diferencia de Alemania. El gobierno francés sospecha que hay otra razón. Existen "diferencias culturales", dijo el Secretario de Estado de Digital, Cédric O. Por ejemplo, el "comportamiento en relación con la epidemia" y la "apreciación del comportamiento del gobierno" difieren en Berlín y París.

Un interés sorprendentemente alto

Según los sondeos, la mayoría de los alemanes consideran que la gestión de la crisis del coronavirus del Gobierno de Angela Merkel ha sido correcta y efectiva. Sin embargo, en lo que respecta a una aplicación de alerta, las encuestas habían revelado un alto grado de escepticismo. Por lo tanto, es aún más sorprendente que en Alemania, una semana después del lanzamiento de dicha aplicación, alrededor del 15% de los habitantes, ya han instalado la Corona Warn-App. Según los últimos datos del Instituto Robert Koch (RKI) de Berlín , serían "13 millones".

La Corona Warn-App alemana podría ser útil, y muchos alemanes la han bajado a su móvil.

La Corona Warn-App alemana podría ser útil, y muchos alemanes la han bajado a su móvil.

El RKI es la autoridad sanitaria nacional y el responsable de lanzar la aplicación. El número de veces que la aplicación ha sido bajada es más alto que en todos los demás países de la UE juntos, dijo en Berlín el Ministro Federal de Salud, Jens Spahn, con orgullo. Sin embargo, nadie puede decir cuántos usuarios han eliminado la aplicación, no la han usado en absoluto o la han usado de forma incorrecta.

Técnicamente, al menos, se supone que se ha superado un obstáculo importante: para que una aplicación de rastreo,como parte de un concepto de pandemia que incluya la higiene, distancia y la protección del aire que se inhala  sea efectiva tiene que ser usada por al meno el 15 por ciento de la población total, según los expertos de Oxford.

Un proceso dinámico

Aunque podría ser más. Porque, como explicó el portavoz del gobierno de Merkel, Steffen Seibert, la tecnología no funciona en teléfonos móviles antiguos. Se requiere al menos un iPhone 6 o un Android 6. Según los informes de medios de comunicación, los modelos más antiguos pronto serán aptos para aplicaciones. Pero eso está por verse. Por lo demás, la aplicación parece ser técnicamente exitosa. Incluso el "Chaos Computer Club", la asociación de hackers más importante de Alemania, se mostró satisfecho porque el código fuente de la aplicación es de libre acceso.

Bajo riesgo, señaliza la aplicación alemana Corona Warn-App.

"Bajo riesgo", señaliza la aplicación alemana Corona Warn-App.

Cómo funciona la aplicación

La compañía de software SAP y la filial de Telekom T-Systems desarrollaron la aplicación por encargo del gobierno alemán. El concepto técnico con interfaces Bluetooth y almacenamiento descentralizado fue desarrollado por Apple y Google.

La aplicación utiliza el Bluetooth para medir si los usuarios de teléfonos móviles han estado cerca durante un largo período de tiempo y almacena esta información en los teléfonos inteligentes. Esto es posible con la ayuda de claves criptográficas, las llamadas ID, que los teléfonos se envían y reciben constantemente. Los perfiles de desplazamientos no son posibles porque los datos del GPS no utilizan los datos de la ubicación. Las identificaciones se borran después de dos semanas.

Si alguien da positivo en un test de coronavirus e introduce ese resultado en la aplicación, esta envía un mensaje a todos los que hayan estado cerca de la persona infectada. Según Telekom, habrá advertencias graduadas, dependiendo de cuánto tiempo y de lo cerca que se haya estado de una persona infectada. Todo sucede de forma anónima y voluntaria.

Pronto será posible introducir el resultado de la prueba en la aplicación a través de un código QR, que los consultorios médicos enviarán digitalmente. Telekom está trabajando en este campo. Todavía hay que llamar a una línea directa para obtener un código.

Uno de los principales propósitos de la aplicación es informar a los contactos aleatorios de las personas, por ejemplo, cuando están en un tren.  En otras palabras, establecer la comunicación entre personas que no se conocen y que, de otro modo, no se enterarían del riesgo de una probable infección. Esto facilita además, el trabajo de las autoridades sanitarias. Después de todo, ¿quién recuerda a toda la gente con la que tenido cierta cercanía durante los últimos días o semanas?

Ya han sido enviadas las primeras advertencias

Según se ha reportado, ya se han emitido los primeros mensajes de alerta. Un servidor central se encarga de la distribución de las advertencias. El RKI inicialmente no quiso comentar los primeros resultados. "Es demasiado pronto para eso”, dijo el presidente del RKI, Lothar Weiler.

Justo a tiempo para el comienzo de la temporada de viajes, la aplicación también puede ahora ser descargada por los usuarios en once países vecinos, según el RKI. Esto significa que los alemanes en el extranjero pueden usar la aplicación de la misma manera que los viajeros en Alemania.

Miedo a una segunda ola

El lanzamiento de la aplicación coincide con una fase de la pandemia en la que el número de infecciones está aumentando de nuevo y se teme una segunda ola. El RKI todavía atribuye el aumento a rebrotes puramente locales. Como sucedió recientemente en varios mataderos, o en bloques de departamentos de algunos barrios con sectores de bajos ingresos de Berlín.

Por eso todavía hay críticas a la aplicación. Es sólo un "juguete de la clase alta digital", dijo Patrick Larscheid, jefe de una oficina de sanidad de Berlín. Las personas que viven en el hacinamiento no se beneficiarían de tal aplicación. El funcionario de sanidad advirtió que "los más desfavorecidos se enferman porque viven de la manera en que viven".

(jov/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |