La Alianza del Pacífico acuerda desgravacion arancelaria | América Latina | DW | 10.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

La Alianza del Pacífico acuerda desgravacion arancelaria

El encuentro entre los mandatarios de Colombia, Chile, México y Perú dio como resultado un acuerdo, sin fecha concreta de entrada en vigor, para liberar 92 por ciento del comercio en el bloque.

Los presidentes de la Alianza del Pacífico, formada por Colombia, Chile, México y Perú, llevaron a cabo este lunes una reunión en la localidad colombiana de Cartagena de Indias durante la cual se firmó un protocolo que llevará a la desgravación arancelaria del 92 por ciento de los productos dentro del bloque.

En la cumbre participaron los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos; de Chile, Sebastián Piñera; de México, Enrique Peña Nieto; y del Perú, Ollanta Humala. También asiste la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, cuyo país quiere integrarse al mecanismo.

Objetivos cumplidos

La reunión fue instalada en el Centro de Convenciones de la ciudad colombiana por Santos, quien afirmó que el bloque regional, que surgió en 2011 y se constituyó formalmente en 2012, "encendió el motor del desarrollo y la prosperidad en América Latina".

Santos comentó que el grupo ha cumplido "prácticamente con todos los objetivos trazados desde su creación", en referencia a los acuerdos para la libre circulación de bienes, servicios capitales y personas.

El anfitrión Juan Manuel Santos (der.) y su homólogo chileno, Sebastián Piñera, en Cartagena.

El anfitrión Juan Manuel Santos (der.) y su homólogo chileno, Sebastián Piñera, en Cartagena.

Al citar un ejemplo del nivel de integración, el jefe de Estado dijo que, con la "eliminación de la antipática visa", el turismo de colombianos en México creció el año pasado en un 68 por ciento con respecto a 2012.

El mandatario también destacó los acuerdos dentro de la Alianza del Pacífico para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, para promover la movilidad estudiantil mediante becas y para el uso compartido de embajadas en Asia, África y ante organismos multilaterales.

Santos calificó de trascendental el acuerdo mediante el cual se desgravará el 92 por ciento de los productos que se intercambian los socios.

El restante ocho por ciento, principalmente productos agrícolas, se desgravará de forma paulatina en un plazo hasta de 17 años.

"El acuerdo es la mejor demostración de que podemos dar a nuestros pueblos lo que queremos a largo plazo. No solo modernizamos los acuerdos que tenemos entre nosotros, sino que también cada país es más competitivo en asuntos como compras públicas, servicios financieros, entre muchos otros aspectos", anotó.

"La Alianza del Pacífico es la 'niña bonita' y cotizada de la región. Tiene 25 países como observadores en cuatro continentes y ahora Costa Rica tiene la decisión de llevar a cabo el proceso de adhesión", dijo Santos momentos antes de firmar con la presidenta de ese país, Laura Chinchilla, un documento que perfila la hoja de ruta para una futura incorporación.

Más que libre comercio

"Esta Alianza tiene lo que el mundo necesita, creemos en el libre comercio, creemos en la inversión, creemos en el emprendimiento, siempre promoviendo en nuestro países la igualdad, la erradicación de la pobreza", dijo Santos en el acto inaugural en el que anunció el interés de Finlandia, Singapur, Israel y Marruecos en sumarse al grupo de observadores.

Además de estos asuntos, flotó en el ambiente previo al encuentro de Cartagena el tema del fallo del Tribunal Internacional de La Haya en relación con el diferendo marítimo entre Chile y Perú.

En Cartagena, el presidente chileno, Sebastián Piñera, dijo en una entrevista televisada que su país evalúa su permanencia en el mecanismo de resolución de controversias conocido como Pacto de Bogotá.

"Chile tendrá que evaluar si se mantiene o retira del Pacto" a raíz del fallo, a través del cual ese país perdió 22.000 kilómetros cuadrados de mar y se dejó abierta otra controversia por un "triángulo terrestre" de 3,7 hectareas en la zona fronteriza entre ambos países, y sobre el cual la corte de La Haya no se pronunció.

Chile y Perú tienen posturas encontradas sobre este particular.

EL(dpa, efe, La Tercera)