Löw toma decisiones reveladoras | Los campeones mundiales | DW | 02.06.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Löw toma decisiones reveladoras

Alemania presentó la lista definitiva de los 23 jugadores que irán a Brasil. Ella no solo revela los nombres de los futbolistas con los que el seleccionador Joachim Löw quiere ganar el Mundial, sino cómo planea hacerlo.

Para los tres jugadores tachados de la convocatoria alemana la decisión no llega por sorpresa; al fin y al cabo ninguno de los tres es parte relevante del proceso de Joachim Löw al frente de la selección. Shkodran Mustafi y Kevin Volland jugaron únicamente un partido con Alemania, un amistoso contra Polonia hace un par de semanas que fue su debut y también la primera vez en que se les pudo observar funcionando dentro del equipo nacional.

Marcel Schmelzer, el más veterano de los descartados con 16 partidos disputados con Alemania, no va a Brasil por culpa de una lesión en la rodilla que no alcanzó a curar a tiempo. Contra Camerún su puesto como lateral izquierdo lo ocupó el jugador que es su suplente en el Dortmund, Erik Durm, quien se estrenó en Mönchengladbach con la selección y en su primer partido consiguió el tiquete al Mundial.

El “falso 9” se impone

La lista definitiva de Alemania confirma lo que la convocatoria preliminar permitía sospechar: el ataque con un “falso 9” se impone. Kevin Volland se queda fuera y Miroslav Klose es el único delantero que irá a Brasil. Muy seguramente él no jugará los 90 minutos de muchos partidos. Debido a su actual condición física, y a la riqueza de alternativas entre los mediocampistas ofensivos, el veterano futbolista, que aspira a romper el récord como máximo goleador histórico de los Mundiales, será más un reservista de lujo, que una opción para el equipo inicial.

De todas formas el seleccionador Löw ya había dejado entrever que su renuncia a un delantero centro no respondía a un fenómeno de moda, sino a una convicción profunda en un mediocampo muy ofensivo y variable. Klose es el favorito porque ha acompañado todo el proceso evolutivo de la selección actual, y su adaptación a los cambios del sistema de juego se ha dado sin percances.

El goleador alemán, que será en Brasil el jugador alemán con más partidos a cuestas, participa muy bien en el juego asociativo y su flexibilidad le permite descolgarse a la zona de volantes, o actuar como un centrodelantero clásico, algo que el descartado Volland también puede hacer pese a que en Hoffenheim, su equipo de la Bundesliga, usualmente se mueve por las bandas.

El peso del mediocampo ofensivo

Joachim Löw también sigue apostándole a su idea de un fútbol agresivo, vertical, con un sobrepeso en el mediocampo, en parte porque representa su visión del juego, pero también porque es en ese sector en donde tienen más talento a la mano.

La oferta de mediocampistas de calidad es tan amplia que durante varios días se especuló sobre la posibilidad de que Julian Draxler, la estrella juvenil del Schalke, fuera uno de los que se perderían el Mundial. Löw lo lleva a Brasil y, con él, el gran peso de su equipaje deportivo para la competencia internacional está representado por chicos de gran talento ofensivo entre los que también se cuentan Marco Reus, Mario Götze, Thomas Müller, André Schürrle, Mesut Özil, e incluso el ya veterano Lukas Podolski.

Julian Draxler irá al Mundial de Brasil, lo que confirma que el entrenador Joachim Löw quiere un fútbol ofensivo.

Julian Draxler irá al Mundial de Brasil, lo que confirma que el entrenador Joachim Löw quiere un fútbol ofensivo.

El entrenador Alemán, sin embargo, también ha procurado encontrar un balance en esa zona del campo entre el ataque y la defensa. Por eso también se encuentra en la convocatoria otro nombre que sonó mucho como candidato a ser excluido: Matthias Ginter. Él ofrece la opción de ser formado como volante de recuperación, o como defensor central, una situación muy parecida a la la gran sorpresa en el llamado oficial, Christoph Kramer.

El medio defensivo del Gladbach, que fue el último en entrar a la lista de la selección de Alemania luego de su gran partido de debut ante Polonia, cuando todavía no se le tenía en cuenta para el viaje al Mundial, es el jugador clave para Löw.

Con Philipp Lahm jugando prioritariamente como lateral derecho, Kramer es la red de seguridad del entrenador alemán en caso de que Bastian Schweinsteiger y Sami Khedira, sus dos principales estrellas del mediocampo de recuperación, no se recuperen plenamente para los partidos decisivos en Brasil.

La convocatoria de Alemania, por la calidad de los jugadores que la conforman, permite adivinar una selección equilibrada. El Mundial determinará si la mezcla es la correcta para ganar la cuarta estrella en Brasil.

DW recomienda