Líderes de Austria y Hungría piden parar inmigración ilegal | Europa | DW | 30.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Líderes de Austria y Hungría piden parar inmigración ilegal

Sebastian Kurz y Viktor Orban coincidieron, tras una reunión en Viena, en la necesidad de reforzar las fronteras exteriores de la Unión Europea.

Durante un encuentro realizado este martes (30.01.2018) en Viena, los jefes de Gobierno de Austria, Sebastian Kurz, y de Hungría, Viktor Orban, concordaron en la necesidad de frenar la "inmigración ilegal” hacia Europa y remarcaron la necesidad de proteger mejor las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE). Ambos líderes derechistas han expresado anteriormente su postura en contra de la llegada descontrolada de refugiados al bloque comunitario.

"Como países miembros de la UE, nuestra misión debe ser parar la inmigración ilegal hacia Europa y ampliar la ayuda en los países de origen (de los inmigrantes)", declaró Kurz en una rueda de prensa en Viena junto al primer ministro húngaro. "El sistema basado en el simple reparto (de solicitantes de asilo) en Europa no funciona. Tenemos que detener la inmigración ilegal, también para garantizar la seguridad en Europa", agregó.

El canciller austríaco, que hizo de la lucha contra la inmigración el tema central de su campaña electoral con la que ganó en las elecciones del pasado octubre, apuntó que "los traficantes de personas no deben ser quienes decidan quién emigra a Europa, sino los Estados". De cualquier forma, Kurz aseguró que no está en los planes de Viena unirse a los países del Grupo de Visegrado (Hungría, Polonia, República Checa y Eslovaquia), muy críticos con la actual política migratoria europea.

Protección radical

Al contrario, el objetivo de Austria será jugar una función de puente entre los países de Visegrado y el resto de naciones de la UE, afirmó el político conservador. "Nuestro objetivo debe ser reducir las tensiones en la Unión Europea, para volver a ser fuertes juntos", señaló. Su colega húngaro, en tanto, subrayó la necesidad de proteger las fronteras europeas, pues de otra forma la libre circulación de personas dentro de la UE estaría en peligro.

Actualmente las fronteras exteriores de la UE están abiertas y se quiere cerrar las internas, señaló el político conservador. "Eso es exactamente lo contrario de lo que entendemos por Schengen", dijo Orban en referencia al espacio de libre circulación europeo. "Apoyo la protección de las fronteras externas en su forma más radical, como hizo Hungría con la construcción de la valla" para frenar la entrada de refugiados, agregó Orban.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad