Kenianos votan en medio de temor a rebrote de la violencia | El Mundo | DW | 08.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Kenianos votan en medio de temor a rebrote de la violencia

Las elecciones presidenciales de este martes serán las más ajustadas de la historia, auguran los expertos, lo que podría desatar disturbios, tal como ocurrió en 2007.

Desde temprano, miles de kenianos salieron a las calles este martes (08.08.2017) para acudir a votar en unas elecciones que están marcadas por la estrecha lucha que se espera protagonicen el presidente y candidato a la reelección Uhuru Kenyatta, y el opositor Raila Odinga. Incluso el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, cuyo padre es de Kenia, hizo un llamado a votar en calma, pues se teme que haya un rebrote de la violencia debido a tensiones políticas y étnicas.

Largas filas de votantes marcaban ya el paisaje en las principales ciudades del país, que están sometidas a un duro despliegue de seguridad, e incluso decenas de personas sencillamente acamparon frente a los locales de votación. A nivel internacional, todos los ojos están puestos en el sistema de identificación electrónico de los votantes, cuyo éxito es visto como una forma de distender un ambiente siempre plagado de sospechas de fraude.

"Voté por Raila, porque con él todo será mejor para nosotros. Pero si no gana, está bien. Así es la democracia, después de todo. En realidad, nadie necesita que haya violencia”, dijo a la agencia de noticias AFP Tom Mboya, un hombre que trabaja en la construcción y que estuvo entre los primeros ciudadanos que pudieron cumplir con su deber cívico. Otros, en cambio, temerosos de lo que pueda suceder, han optado por viajar al campo o a lugares más seguros y no participar de la jornada electoral.

¿Las más ajustadas de la historia?

Las tensiones se dispararon en los últimos días de la campaña tras el asesinato de un alto mando electoral y por las denuncias de la oposición de que uno de los centros de votación había sido intervenido por la policía, lo que ha incrementado un ambiente de sospechas y resquemores. Las elecciones son vistas como una prueba de fuego para el país, luego de que las votaciones de 2007 generaran enfrentamientos que dejaron más de mil muertos y 600 mil desplazados.

Odinga, de 72 años, concurre por cuarta, y posiblemente última, vez a unas presidenciales. Tanto en 2007 como en 2013 denunció que las elecciones le fueron robadas por el oficialismo, y ha insistido en que esta vez puede ocurrir algo similar. "La carrera está ajustada, muy ajustada", explica Abdullahi Abdille, del think tank International Crisis Group. "Van a ser unos de los comicios más disputados de la historia de Kenia”, augura. Los sondeos le dan la razón: según estos, Kenyatta y Odinga están prácticamente empatados.

El gobierno tiene hasta una semana para entregar los resultados, pero se estima que los primeros números se conocerán este mismo martes o el miércoles.

DZC (AFP, dpa)

DW recomienda

Publicidad