Justicia noruega examina petición de libertad vigilada de Breivik | Europa al día | DW | 17.01.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Justicia noruega examina petición de libertad vigilada de Breivik

La Justicia noruega abrirá mañana el proceso judicial donde se estudiará la petición de libertad vigilada del ultraderechista Anders Behring Breivik, autor del doble atentado en Oslo y la isla de Utøya.

Homenaje a las víctimas del atentado perpetrado por Anders Breivik en Utoya, Noruega.

Homenaje a las víctimas del atentado perpetrado por Anders Breivik en Utoya, Noruega.

En el doble atentado perpetrado por Anders Behring Breivik murieron 77 personas en 2011.

El tribunal de Telemark (oeste de Oslo) ha programado tres días para las vistas de un proceso al que se ha acogido el ultra noruego una vez cumplido el tiempo mínimo de la condena fijada contra él en su día, una especie de prisión indefinida para presos peligrosos, aunque las perspectivas de que sea liberado son nulas.

Anders Behring Breivik.

Anders Behring Breivik.

Breivik fue condenado a 21 años de custodia, castigo máximo fijado entonces por las leyes noruegas y figura que puede equivaler a una cadena perpetua, ya que se puede prorrogar de forma ilimitada, aunque el reo tiene derecho a que sea revisada de forma periódica.

La fiscalía ya se opuso hace unos meses a la petición apelando que existe peligro real de que pueda cometer actos criminales graves de nuevo, de ahí que ahora la cuestión deba ser resuelta por el tribunal, si bien el proceso se celebrará por razones de seguridad en el penal de Skien, donde Breivik cumple condena.

Cuando demandó en 2015 a Noruega por el régimen de aislamiento al que está sometido, caso que acabó con fallo en contra del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Breivik aseguró que no era violento y que se había convertido al odinismo, corriente neonazi inspirada en la mitología nórdica, aunque sin condenar los atentados de 2011.

Se espera que Breivik, que hace años cambió su nombre por el de Fjotolf Hansen por razones desconocidas, siga una línea similar en su comparecencia en la sesión inaugural de mañana, aunque tampoco se descarta que realice algún tipo de saludo ultraderechista, como ha hecho en otras ocasiones ante los tribunales. (EFE).