Justicia española encarcela a pederasta indultado en Marruecos | Europa al día | DW | 06.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Justicia española encarcela a pederasta indultado en Marruecos

Daniel Galván permanecerá en prisión hasta que se decida su destino, que podría estar en una cárcel en el norte de África.

Él no quiere volver a Marruecos, pero su destino ya no depende de él. El pederasta español Daniel Galván Viña, quien fue indultado a fines de julio por el rey Mohamed VI de Marruecos y fue recapturado en España el lunes 5 de agosto a solicitud también de Marruecos, enfrentó este martes (06.08.2013) a la Justicia, que determinó dejarlo en prisión hasta que se resuelva qué hacer con él.

Galván estaba condenado en Marruecos a 30 años de prisión por haber abusado sexualmente de once niños, pero recibió un indulto del monarca marroquí, decisión que luego fue revocada tras la conmoción que generó el caso. La máxima autoridad aseguró que desconocía los antecedentes del delincuente y ordenó una investigación para determinar dónde fallaron los filtros.

Ver el video 01:35
Now live
01:35 minutos

El escándalo del pederasta indultado

Ahora, el juez de la Audiencia Nacional española Fernando Andreu mandó a Galván a la cárcel por existir riesgo real de fuga. El caso se convirtió en un puzzle judicial, pues nunca antes había ocurrido que un indulto se revocara. Por eso el ministro de Justicia de Marruecos, Mustafa Ramid, dijo en la televisión de su país que baraja como escenarios que Galván cumpla la condena en España o que las autoridades españolas abran otro proceso contra él, basándose en la documentación del caso que aporte Marruecos.

Se aprovechó de la pobreza

Al parecer, la posibilidad de extraditar a Galván a Marruecos se descarta pues España no extradita a sus ciudadanos a ese país de África. Por ello, este mismo martes una delegación marroquí llegará a Madrid para hablar con los ministerios de Justicia y Exteriores y negociar una posible salida al problema, que podría ser que Galván cumpliera los 27 años de condena que le restan en una cárcel ibérica, como propuso el ministro Ramid.

Galván no desea volver al norte de África y alegó arraigo en España, donde tiene amigos y una propiedad. Al momento de ser detenido, el hombre llevaba ya dos días en su país. Sin embargo, el juez dice que el acusado “carece de un mínimo arraigo familiar, económico, laboral, social o de otro tipo que neutralice la tentación de ponerse fuera del alcance del aparato judicial penal”.

Según indicó el juez, las circunstancias en que se produjo el indulto y su posterior anulación serán examinadas en el procedimiento de extradición que ahora se inicia y en el que Marruecos tiene 40 días para presentar su caso. De otro modo, Galván saldría libre al no tener causas pendientes en España.

Galván se estableció en 2005 Kenitra, en el norte de Marruecos, donde contó a todos que era un profesor universitario jubilado. Organizaba fiestas para los niños de los vecinos, violó a 11 menores de entre cuatro y 15 años y filmó sus actos, al parecer para vender el material. El tribunal que lo condenó estableció que se aprovechó de los problemas financieros del vecindario.

DZC (dpa, Europa Press, El País)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad