Justicia de EE.UU. protege el aborto en Missouri, por ahora | El Mundo | DW | 31.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Justicia de EE.UU. protege el aborto en Missouri, por ahora

Una resolución de última hora extendió la licencia de funcionamiento a la única clínica de ese estado que realiza abortos. Todo, en medio de una ofensiva conservadora concertada.

Un juez de San Luis resolvió este viernes (31.05.2019) extender la licencia de funcionamiento a la única clínica del estado de Missouri que realiza abortos, por lo que el recinto podrá seguir abierto hasta el próximo 4 de junio, cuando se realizará una nueva vista del caso. La organización Planned Parenthood, que administra la clínica, denunció a comienzos de esta semana al gobierno estatal por no renovarles el permiso, alegando que el recinto no cumplía con la ley.

Sin embargo, Planned Parenthood asegura que el gobierno estatal modifica constantemente este tipo de requisitos de forma arbitraria y sin atender a razones médicas con el único propósito de dificultar al centro sanitario la renovación de su licencia. Además, Missouri ha regulado hasta tal punto el aborto que en la actualidad la de San Luis es la una única clínica que ofrece estos servicios.

"Una corte estatal acaba de granjear un permiso que impide temporalmente a Missouri eliminar el acceso al aborto en el estado”, anunció en Twitter Planned Parenthood, que destacó que la decisión del juez Michael Stelzer implica que se podrán seguir ofreciendo servicios abortistas en el estado del medio oeste "por ahora”.

Hoy, más difícil que en el siglo pasado

¿Por qué "por ahora”? Porque hace justo una semana, el gobernador de Missouri, el republicano Mike Parson, promulgó una ley sobre el aborto que prohíbe la interrupción del embarazo después de la octava semana de gestación. Esa legislación, que entrará en vigor a finales de agosto si no la frena la Justicia, no contempla excepciones en casos de violación o incesto, y se enmarca en una ola de leyes similares en otros estados como Alabamao Mississippi cuyo objetivo concertado es provocar que el Tribunal Supremo, de mayoría conservadora, se replantee la legalización del aborto.

Parson, que recientemente acogió con satisfacción la caída en el número de abortos de 20.000 a 3.000 en el estado, en el que viven seis millones de personas, ha acusado a Planned Parenthood  de "violar de forma activa y deliberada la ley estatal en numerosas ocasiones”. Las autoridades sanitarias aseguraron haber encontrado "prácticas deficientes” en la clínica durante una inspección de rutina en marzo y han solicitado interrogar a todos los doctores que realizaron abortos allí durante el último año.

Aunque el aborto es técnicamente legal en EE.UU. desde 1973, una decisión del Tribunal Supremo en 1992 dio vía libre a los estados para regular la práctica, lo que ha provocado que, en buena parte del país, abortar en el siglo XXI sea más difícil que en el XX.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda