Julian Assange: diputados alemanes exigen su liberación | Alemania | DW | 08.07.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Julian Assange: diputados alemanes exigen su liberación

84 parlamentarios del Bundestag rechazan la extradición del fundador de Wikileaks a del Reino Unido a Estados Unidos. Sería una "señal fatal para la libertad de prensa".

Activistas de derechos humanos piden en Londres la liberación de Assange

Frente al Tribunal de Justicia de Londres activistas de derechos humanos piden la liberación de Assange

"Los periodistas no deben ser perseguidos ni castigados por su trabajo. En ninguna parte". Así encabezan una carta abierta 84 miembros del Bundestag, la Cámara Baja del Parlamento alemán. Los firmantes, pertenecientes a cuatro bancadas parlamentarias del Bundestag, abogan por la liberación del fundador de Wikileaks, Julian Assange, por razones humanitarias, pero también en interés de la libertad de prensa: "Junto con muchos parlamentarios británicos, hacemos un llamamiento al Gobierno británico para que defienda la libertad de prensa y reconsidere su decisión de extraditar a Assange a Estados Unidos".

El periodista de investigación acaba de cumplir tres años en la prisión de máxima seguridad británica. Allí, está recluido desde el 19 de abril de 2019. El último día de libertad de Assange fue el 7 de diciembre de 2010, tras lo cual el fundador de Wikileaks vivió una semana en prisión preventiva, un año y medio con una tobillera electrónica, y casi 82 meses de asilo en la embajada de Ecuador en Londres, antes de que la policía británica lo detuviera.

Crímenes de guerra y abuso de poder

La plataforma de divulgación Wikileaks, fundada por Assange, había publicado material secreto de las operaciones militares de Estados Unidos en Irak y Afganistán, en colaboración con medios de comunicación internacionales. Allí, reveló los crímenes de guerra y el abuso de poder de Estados Unidos.

Por ello, la justicia estadounidense quiere juzgar a Assange por cargos de espionaje. Si es condenado, se enfrenta a hasta 175 años de prisión. Después de que los procedimientos de extradición se prolongaran durante años, el 17 de junio pasado, la ministra británica del Interior, Priti Patel, aceptó la solicitud de extradición a Estados Unidos. Una decisión que los autores de la carta abierta califican de "lamentable y equivocada".

Los diputados firmantes, socialdemócratas del SPD, ecologistas de Los Verdes y liberales del FDP, así como los de La Izquierda, en la oposición, subrayan la importancia de una prensa libre como "componente elemental de toda democracia". Assange "no debe estar en la cárcel. Y ciertamente no debe ser extraditado a un país donde se enfrenta a sentencias draconianas", dijo a DW Frank Schwabe, portavoz parlamentario de derechos humanos.

Piden a Biden detener procedimientos de extradición

La carta abierta también pide al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que desista de la petición de extradición de Assange. También se refiere a una resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que exigeigualmente  la liberación del periodista de investigación. El presidente de "Reporteros sin Fronteras" (RSF) evalúa la carta abierta como una "señal muy fuerte".

No debe haber restricciones de la libertad de prensa, dijo la ministra alemana de Exteriores, Annalena Baerbock, quien ha señalado que el proceso judicial aún no se ha agotado. De hecho, los abogados de Assange presentaron un recurso contra la decisión de extradición el 1 de julio.

La Comisión de Peticiones también apoya a Assange

La carta abierta llega un día después de que la Comisión de Peticiones del Parlamento alemán aprobara una contra la "tortura psicológica" del fundador de Wikileaks.

La Comisión de Peticiones hace referencia al antiguo Relator Especial de la ONU sobre la Tortura, Nils Melzer: "Tras una visita al encarcelado Assange, en la prisión británica de Belmarsh, el ponente había constatado un estado de salud general crítico, así como los típicos síntomas derivados de una tortura psicológica prolongada", reza la recomendación de resolución, a la que ha tenido acceso DW.

En general, la Comisión de Peticiones también considera que "la condena de un periodista puede hacer tambalear la confianza en la libertad de prensa".

(jov/rml)