Julia Franck: entre las fronteras y lo sensual | Cultura | DW | 03.03.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Julia Franck: entre las fronteras y lo sensual

La escritora Julia Franck publica Grenzübergänge, Pasos de frontera, que recoge memorias de autores de las dos Alemanias. Su experiencia con ambas la hace, cuenta a DW-WORLD, especialmente sensible a los límites sutiles

default

Julia Franck, al ganar el Premio Alemán del Libro en octubre de 2007 con "Mujer del mediodía"

La escritora alemana Julia Frank –nacida en Berlín Oriental en 1970 y Premio Alemán del Libro en 2007- publica en marzo Grenzübergange, Pasos de fronteras. Este libro recoge, a los 20 años de la caída del Muro de Berlín, recuerdos de escritores de ambos lados de la frontera. La misma Franck abandonó la República Democrática Alemana (RDA) a los ocho años y vivió varios meses en el campo de refugiados de Marienfelde, una población cercana a la antigua frontera.

Zona de tránsito

Dado su conocimiento de ambos lados de la frontera, como contó la escritora en entrevista concedida a DW-WORLD, en esta obra era “esencial que hubiera puntos de vista de ambas partes, pues, antes de la reunificación era común ignorar, hostilizar o tener pena de la RDA".

Seis libros ha publicado ya –entre ellos el premiado Mujer del mediodía- pero sólo uno ha sido traducido al español. En él, Zona de tránsito, Franck recrea en boca de sus personajes la experiencia del paso de la una a la otra Alemania.

Buchcover Grenzübergänge: Autoren aus Ost und West erinnern sich. Herausgegeben von Julia Franck

Memorias de autores de las dos Alemanias, recopiladas por Julia Franck

"La visión tan diferente de la otra Alemania, que acabó transformando el cruce de la frontera en una experiencia específica de origen, me interesa. Sin embargo, también las historias ficticias y las “memorias” inventadas son tan bien recibidas como las reales”, asevera la autora..

Las fronteras invisibles

20 años después de los acontecimientos que borraron físicamente las fronteras entre las dos Alemanias y en una Unión Europea con libre tránsito y moneda común, “las fronteras son más sutiles. Las fronteras corren más claramente dentro de cada sociedad, entre pobres y ricos, instruidos y no instruidos, religiosos y laicos”, dice Franck quien, por su propia experiencia, asevera tener una percepción especial de los límites sutiles, más aún cuando se vive en una ciudad –la Berlín reunificada- “en la cual los alquileres, los salarios, las estructuras familiares continúan marcados por las diferencias”. Sin embargo, el deseo de que el Muro nunca hubiese caído le parece “un infantilismo conscientemente provocativo o francamente ingenuo”.

Buchcover Die Mittagsfrau von Julia Franck

Julia Franck, Mujer del mediodía

Mujer del mediodía

Cuando Franck -especializada en literaturas germánicas y precolombinas- publicó su libro Mujer del mediodía, que ha sido traducido al portugués pero todavía no al español, las críticas culturales del semanario Spiegel y de Die Zeit coincidieron en denominar su escritura de “sensual”.

¿Ha tenido que pagar algún precio por ese calificativo? “No por causa de lo sensual”, explica la escritora, sino más bien por el hecho de que “los libros escritos por mujeres son calificados frecuentemente de literatura femenina, siendo así marginalizados a un estilo allende de la alta literatura, principalmente si tienen una protagonista femenina. Los hombres, sin embargo, nunca escriben literatura masculina aunque sus héroes masculinos salgan a la caza de jóvenes estudiantes”. Es precisamente en la esfera de la literatura, la filosofía y la dirección de ópera y teatro que se nota más este límite entre los géneros; opina la autora concluyendo que "nuestro discurso estético y filosófico se encuentra en manos de hombres".