Japón: aumentan a 11 los muertos por paso de tifón “Jebi” | El Mundo | DW | 05.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Japón: aumentan a 11 los muertos por paso de tifón “Jebi”

Los vientos huracanados causaron daños materiales cuantiosos, aislaron a 5 mil personas en el aeropuerto de Osaka y dejaron al menos 600 heridos.

El que ya ha sido calificado como el tifón más fuerte que azota a Japón en un cuarto de siglo ha dejado al menos 11 personas muertas y más de 600 heridas, según informaciones entregadas este miércoles (05.09.2018) por las autoridades. Varios de los fallecidos son ancianos que resultaron arrastrados por los fuertes vientos, que quedaron sepultados por estructuras derrumbadas o fueron golpeados por objetos arrastrados por el tifón.

"Jebi” causó serios daños en la mitad occidental de Japón con lluvias torrenciales y vientos huracanados que por momentos alcanzaron los 216 kilómetros por hora. La zona más afectada por la destrucción, cortes de electricidad y cancelación de vuelos es la isla de Honshu, la principal del país. Allí, la ciudad de Osaka concentró la mayor cantidad de víctimas fatales, ocho.

Las inclemencias meteorológicas afectaron el tránsito desde y hacia el aeropuerto internacional de Kansai, en Osaka, que se encuentra en una isla artificial y donde unas 5.000 personas tuvieron que pasar la noche, aunque ya fueron evacuadas en buses y un ferry movilizado por Bomberos y la Guardia Costera. Parcialmente inundada, la terminal aérea permaneció cerrada este miércoles y se cancelaron 162 vuelos. 

Caos meteorológico

En la estación de trenes de la antigua ciudad imperial de Kioto, el martes hubo varios heridos al romperse un techo de cristal. El mismo día volcaron varios camiones en una autopista del oeste. "Jebi" tocó tierra poco después del mediodía (03:00 GMT) del martes en la parte sur de la prefectura de Tokushima, unos 600 kilómetros al sudoeste de Tokio, según la Agencia de Meteorología.

A principios de julio, lluvias torrenciales causaron aludes e inundaciones en el oeste del país, que dejaron 226 muertos y diez desaparecidos, la peor catástrofe por causas meteorológicas del país en más de 30 años. Y el caos meteorológico se vio acentuado por una intensa ola de calor que llegó inmediatamente después y que dejó más de 130 muertos, con temperaturas superiores a los 40 grados centígrados en algunos lugares.

DZC (EFE, dpa)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad