″Jamás hablamos de boicot″ | Política | DW | 15.10.2007
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

"Jamás hablamos de boicot"

El diputado alemán Jürgen Klimke dice a DW WORLD que Alemania no promueve sanciones comerciales contra México por las llamadas "muertas de Juárez". Reconoce también que la investigación se enfrenta a "obstáculos".

default

Jürgen Klimke, diputado del Bundestag.

Hace unos días, el Grupo Parlamentario México-Alemania del Bundestag realizó un viaje a tierras mexicanas. Entre otros puntos, los seis diputados estuvieron en Ciudad Juárez, donde revisaron la situación de los feminicidios en esa zona. Esto dio lugar a versiones en el sentido de que el Parlamento Alemán promovería sanciones comerciales contra México por la supuesta falta de resultados en la investigación de los crímenes.

DW WORLD habló con el diputado cristianodemócrata Jürgen Klimke, quien encabezó la delegación germana, a fin de conocer su versión de lo sucedido en el viaje a México. De entrada, el legislador desmiente que existiera iniciativa alguna para sancionar al país azteca.

Usted viajó hace poco con un grupo de diputados alemanes a México. ¿Cuál fue el propósito esencial de ese viaje?

Se trató de un grupo de seis diputados del Grupo Parlamentario México-Alemania, que viajaron bajo mi dirección. El propósito fue fomentar, reforzar y evaluar las extraordinarias relaciones bilaterales. Es algo que hacemos cada dos años, lo mismo que un grupo de legisladores mexicanos que vienen a Alemania en el mismo periodo.

Es decir que el viaje, según entiendo, no tenía el propósito específico de revisar la situación de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez...

No. La meta era proseguir un diálogo amistoso en el ámbito político y también económico y cultural. En nuestra agenda estaba incluido además el propósito de profundizar nuestro conocimiento sobre la situación de los derechos humanos en México.

¿Viajaron a Ciudad Juárez?

Ciertamente que sí. Estuvimos allá para enterarnos de cuánto se ha avanzado, o no, en la investigación de los asesinatos de mujeres en esa zona. Pero también pretendíamos ver cómo es la situación en un punto específico de la frontera entre México y Estados Unidos. En ambos temas pudimos informarnos de manera muy intensa. La procuradora de Justicia de Chihuahua nos proporcionó un informe muy detallado sobre el estado que guardan las pesquisas y sobre cómo se realizan éstas desde el punto de vista de la investigación criminal. Conocimos además a algunas mujeres que de alguna manera han resultado afectadas; por ejemplo, madres que han perdido a una hija. También hablamos con organizaciones de la sociedad civil.

¿Qué conclusión saca de toda esta información ?

Tenemos la impresión de que, contrario a lo que sucedió en el pasado, el gobierno mexicano está decidido a hacer un esfuerzo notable a fin de esclarecer estos crímenes. También nos resulta claro que existen obstáculos tanto en el ámbito político como en el civil que dificultan la solución de los casos al cien por ciento. Por ejemplo está el fenómeno de la corrupción y también del narcotráfico. Pero opinamos que el gobierno mexicano, tanto a nivel federal como estatal, se ocupa de manera intensa de este tema.

Periódicos mexicanos publicaron que en el Bundestag se pensaba promover una especie de boicot comercial contra México por el caso de las llamadas “muertas de Juárez”…

Esto no corresponde a la realidad. Se trató totalmente de una invención y de una especulación. En concreto, fue un periódico el que publicó tales suposiciones. Primero, jamás hablamos de un boicot comercial. Segundo, nunca hablamos de congelar la cooperación al desarrollo. Tercero, no existe ninguna resolución parlamentaria por la cual nuestra delegación se hubiese ocupado exclusivamente del tema de los derechos humanos. De hecho, la verdad es totalmente la contraria. Tenemos una relación extraordinariamente amistosa. Sabemos que entre amigos hay situaciones en las que una de las partes puede no coincidir del todo con la otra. Por lo demás, se trata de un asunto de carácter nacional y regional. Hemos expresado nuestra opinión sobre él. Creemos que el gobierno mexicano se interesa tanto por el problema como por la solución en un grado satisfactorio, y eso nos basta.

En otro tema, ¿qué panorama político se encontró en México? Hace meses hubo mucha inquietud por la oposición que se negó a reconocer los resultados electorales y también por el llamado “gobierno legítimo”, paralelo al electo.

Tuvimos encuentros con representantes gubernamentales de muy alto nivel; por ejemplo, con secretarios de Estado y líderes parlamentarios. Percibimos que existe un giro pronunciado y que muchos actores políticos reflexionan ahora sobre la manera como llevar a México a la modernidad; cómo relativizar la brecha entre ricos y pobres. Son cuestiones fundamentales con las que nos encontramos una y otra vez, así como la preocupación por la infraestructura y el medio ambiente. Otra preocupación que vemos en los mexicanos es el papel que jugará el país en el escenario internacional, y sobre todo en la relación con la Unión Europea. Hay un análisis profundo de la situación, y de cómo poder llevar a cabo reformas importantes. Nos sorprendió la rapidez con que algunos temas lograron posicionarse en la discusión; por ejemplo, la reforma al sistema de salud y jubilación. Vimos a un gobierno, a un Parlamento y a un pueblo mexicanos muy unidos en la solución de los problemas que afectan al país. El camino no será fácil, pero estoy seguro que al final vendrán grandes éxitos para México.

Señor diputado, le agradezco la entrevista.

Publicidad