Italia y Francia arremeten contra Merkel por pedir más austeridad | Europa | DW | 07.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Italia y Francia arremeten contra Merkel por pedir más austeridad

En una entrevista con un periódico alemán, la autoridad germana dijo que lo realizado por ambos países en materia económica es insuficiente.

Unas declaraciones de la canciller alemana Angela Merkel al diario Welt am Sonntag causaron profundo malestar en Italia y Francia. La autoridad germana señaló que coincidía con la Comisión Europea, que sancionará a los países que no cumplan los objetivos de reducción del déficit, como seguramente ocurrirá con París y Roma. “La Comisión ha dejado claro que lo que se ha puesto sobre la mesa es insuficiente. Estoy de acuerdo”, dijo Merkel.

Su solicitud, que en la práctica implica exigirles más austeridad económica a ambos países, fue aclarada por la misma canciller en su entrevista, donde dijo creer que Francia e Italia deben introducir más ajustes para reducir el déficit público y nuevas reformas estructurales para reflotar sus economías. Merkel ha sido la principal impulsora de la política de austeridad en Europa para salir de la crisis.

En declaraciones a la televisión, el ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, reaccionó a las palabras de la autoridad alemana señalando que seguramente estas declaraciones iban dirigidas a los miembros de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), partido de la canciller que celebrará su congreso anual en Colonia. “Estamos haciendo reformas no para complacer a uno u otro dirigente europeo, sino porque son necesarias para Francia”, dijo Sapin.

Italia pide respeto

El ministro francés aseguró que Alemania tiene sus propios problemas, como el deterioro de las carreteras o la baja tasa de natalidad. “En Alemania, la población cae todos los años. En diez o veinte años estaremos en mejor situación por ello. Alemania está ahora en mejor situación porque hizo las reformas hace una década”. En su entrevista, Merkel dijo que otorgar más tiempo a Francia e Italia para finalizar sus planes de reformas era justificable, pues ambos países precisamente están en procesos de reforma.

Por su parte, el subsecretario de Asuntos Europeos de Italia, Sandro Gozi, calificó de “lamentables” las opiniones de Merkel. “El gobierno italiano nunca se ha permitido imponer objetivos a otro país miembro de la UE y pedimos a Alemania el mismo respeto”, señaló Gozi, quien dijo que “quizás la canciller Merkel debería enfocarse en la demanda doméstica de Alemania o su falta de inversión”.

DZC (EFE, Reuters, Europa Press)

Publicidad