Italia: Presidente dice que debe cumplirse condena de Berlusconi | Europa | DW | 13.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Italia: Presidente dice que debe cumplirse condena de Berlusconi

Giorgio Napolitano advirtió que no debe usarse el caso para perjudicar al gobierno, sostenido sobre una frágil coalición.

Se apagan poco a poco las esperanzas de que el presidente de Italia, Giorgio Napolitano, indulte al expremier Silvio Berlusconi. Esas esperanzas tenían, al menos, los partidarios del Pueblo de la Libertad (PdL), el movimiento político que sigue los designios de Il Cavaliere. Este martes (13.08.2013) el mandatario emitió un comunicado explicando su postura sobre el tema.

“Toda sentencia definitiva y la consiguiente obligación de aplicarla no puede ignorarse”, dijo Napolitano. “Es comprensible que pueda aparecer, especialmente en el PdL, ansiedad y preocupación por la condena definitiva de una persona que ha liderado el Gobierno y que sigue siendo el líder indiscutible de un grupo político de innegable importancia", añadió.

Napolitano (izquierda) y el actual primer ministro, Enrico Letta.

Napolitano (izquierda) y el actual primer ministro, Enrico Letta.

Pero, dice en su texto, es importante que el PdL priorice los intereses de Italia antes que los personales de quién sea. Italia lucha por salir de la crisis del euro y, además, intenta superar una crisis política a través de una frágil coalición entre el Partido Democrático y el Pueblo de la Libertad, que estuvo en riesgo cuando la condena contra Berlusconi se dio a conocer.

La hija no sucederá a Berlusconi

El expremier fue condenado a cuatro años de cárcel (conmutados por uno) por fraude fiscal en su imperio mediático, Mediaset. La condena establece que el político debe dejar su puesto en el Parlamento y además le prohíbe presentarse a nuevas elecciones, una decisión que provocó fuertes protestas entre los seguidores del empresario.

Sin embargo, Napolitano señaló que espera que Berlusconi cumpla la condena bajo arresto domiciliario o haciendo trabajos comunitarios, teniendo en cuenta que el magnate de los medios de comunicación ya tiene 76 años. Si bien no descartó del todo un indulto, Napolitano dijo no haber recibido una solicitud oficial, paso previo indispensable para llevarlo a cabo.

Por otro lado, la hija mayor de Berlusconi, Marina, dijo este martes que no piensa sustituir a su padre como líder de la derecha italiana. “Debo reiterar una vez más, y categóricamente, que haya considerado siquiera alguna vez entrar en política”, dijo la empresaria de 47 años, quien afirmó esperar que estas palabras pongan fin a las especulaciones.

DZC (Reuters, dpa, Europa Press)

DW recomienda

Publicidad