Italia: nuevo golpe contra la mafia calabresa | Europa | DW | 18.09.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Italia: nuevo golpe contra la mafia calabresa

Los "carabinieri" dieron un nuevo golpe contra la mafia calabresa al detener en la madrugada de hoy al jefe de la organización 'Ndrangheta, Francesco Pelle, en un hospital de la ciudad lombarda de Pavía, informan los medios italianos.

El hombre, de 32 años, ordenó presuntamente hace dos años el asesinato de Maria Strangio, esposa del jefe del clan, Giovanni Nirta. Se cree que este asesinato fue el detonante de la matanza de Duisburgo, en el oeste de Alemania, en la que murieron seis italianos a mediados de agosto de 2007. En el trasfondo de los hechos se sitúa una vieja querella entre los clanes Pelle-Vottari y Nirta-Strangio.

Francesco Pelli quedó paralítico en julio de 2006 tras un fallido intento de asesinato y fue operado de las piernas con una identidad falsa en Pavía. La policía llevaba años siguiendo la pista del fugitivo mafioso.

Con este nuevo éxito policial son ya varios los jefes de la mafia que se encuentran entre rejas por estar implicados indirectamente en el atentado de Duisburgo. En agosto fue detenido Paolo Nirta, de 31 años, en el bastión de la mafia calabresa, San Luca, después de que en mayo fuera apresado el jefe del clan, Giuseppe Nirta, de 68 años. (dpa)

Los "carabinieri" dieron un nuevo golpe contra la mafia calabresa al detener en la madrugada de hoy al jefe de la organización 'Ndrangheta, Francesco Pelle, en un hospital de la ciudad lombarda de Pavía, informan los medios italianos.

El hombre, de 32 años, ordenó presuntamente hace dos años el asesinato de Maria Strangio, esposa del jefe del clan, Giovanni Nirta. Se cree que este asesinato fue el detonante de la matanza de Duisburgo, en el oeste de Alemania, en la que murieron seis italianos a mediados de agosto de 2007. En el trasfondo de los hechos se sitúa una vieja querella entre los clanes Pelle-Vottari y Nirta-Strangio.

Francesco Pelli quedó paralítico en julio de 2006 tras un fallido intento de asesinato y fue operado de las piernas con una identidad falsa en Pavía. La policía llevaba años siguiendo la pista del fugitivo mafioso.

Con este nuevo éxito policial son ya varios los jefes de la mafia que se encuentran entre rejas por estar implicados indirectamente en el atentado de Duisburgo. En agosto fue detenido Paolo Nirta, de 31 años, en el bastión de la mafia calabresa, San Luca, después de que en mayo fuera apresado el jefe del clan, Giuseppe Nirta, de 68 años. (dpa)

Publicidad