Islas Chagos: la disputa territorial para acabar con la última colonia de África | El Mundo | DW | 21.11.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Islas Chagos: la disputa territorial para acabar con la última colonia de África

Ubicado en el Océano Índico, entre Madagascar, Sri Lanka e Indonesia, el archipiélago todavía pertenece a Gran Bretaña. Sus habitantes han sido desplazados y la ONU ha exigido que las islas les sean devueltas.

Se puede escuchar la molestia en su voz: Oliver Bancoult echa de menos la buena voluntad del Gobierno británico. La lucha por la devolución de las Islas Chagos se ha prolongado más de lo esperado.

"Nosotros continuaremos protestando. Nos vamos a manifestar en contra del gobierno británico, para apoyar la resolución de la ONU”, explicó a DW Bancoult, quien fue víctima del desplazamiento territorial cuando era niño. Como abogado, ha estado luchando durante años para que se permita el regreso de los antiguos isleños y sus descendientes. Actualmente vive en Mauricio, isla que también perteneció a su país natal.

Los gobernantes británicos permitieron la independencia de Mauricio en 1968. Las Islas Chagos, en tanto, fueron divididas y siguen bajo control inglés. Entre 1968 y 1973, los británicos obligaron a casi 2 mil habitantes del archipiélago a trasladarse a Mauricio, las Seychelles y Gran Bretaña para establecer una base militar en la isla principal, llamada Diego García. Londres alquiló la base a los Estados Unidos hasta el año 2036. Desde allí despegaron aviones de combate, en dirección hacia Afganistán e Irak.

La importancia estratégica de Chagos

"Vivíamos en paz y armonía hasta que Gran Bretaña entregó a EE. UU. una de las islas más grandes para esta base militar. Desde entonces, hemos estado sufriendo por el hecho de no poder vivir en nuestro país. Estamos haciendo campaña para el fin de la ocupación ilegal, por parte de Gran Bretaña”, señaló en entrevista con DW, Bancoult.

En febrero de este año, la Corte Internacional de Justicia de La Haya dictaminó que el archipiélago le pertenece al pueblo de Mauricio. Es decir, Gran Bretaña separó ilegalmente las islas de su antigua colonia y debería devolverlas.

Sin embargo, Alan Duncan, el entonces Secretario de Estado del ministerio de Asuntos Exteriores británico, desestimó la decisión de La Haya. "No tenemos dudas sobre nuestra soberanía sobre el archipiélago de Chagos", dijo. Eso sí, Gran Bretaña se ha comprometido a entregar la soberanía territorial a Mauricio a largo plazo, siempre y cuando la zona ya no sea necesaria para fines de defensa.

Ex isleños de Chagos y sus descendientes en protestas, en Gran Bretaña. (picture-alliance/dpa/empicsPA Wire/F. Hanson)

Ex isleños de Chagos y sus descendientes en protestas, en Gran Bretaña.

"No nos rendiremos”

La Asamblea General de las Naciones Unidas también pidió a Gran Bretaña que cediera el control de las Islas Chagos a Mauricio. El plazo establecido por la ONU finaliza este viernes (22.11.2019). Pero la resolución no es vinculante, según el derecho internacional vigente, y el Reino Unido tampoco muestra señales de que cumplirá.

"No nos rendiremos. Queremos mostrarle a todo el mundo lo que Gran Bretaña nos ha causado”, dice Bancoult con convicción. La importancia estratégica y militar de las islas dificultan la decisión.

Aferrados a la última colonia

El abogado británico Philippe Sands, quien asesora al gobierno de Mauricio en el caso de las Islas Chagos, cree que el Gobierno británico se resiste a devolver las islas debido a la situación mundial actual: "Gran Bretaña es una potencia política muy limitada. Ha perdido varias resoluciones de las Naciones Unidas y creo que todavía necesita tiempo para verlo. Al final terminarán aceptando la decisión de la ONU. La pregunta no es si lo harán, sino cuándo”, explica.

Según Sands, el gobierno británico está pagando un alto precio global por las pérdidas políticas: "Está en proceso de abandonar la Unión Europea, de construir nuevos acuerdos comerciales y de alcanzar nuevos acuerdos políticos con muchos países. El gobierno está en serios problemas. Es por eso que todavía quiere mantener su última colonia en África. Pero por otro lado, no pueden interponerse en el camino del derecho internacional para siempre".

Los isleños desplazados celebran la decisión de la Corte de La Haya, que implicaría la devolución de las islas a Mauricio. (Getty Images/AFP/Stringer)

Los isleños desplazados celebran la decisión de la Corte de La Haya, que implicaría la devolución de las islas a Mauricio.

Esperanza en las nuevas elecciones

Los abogados Phillipe Sands y Oliver Bancoult esperan que se celebren las nuevas elecciones anunciadas en Gran Bretaña para el próximo 12 de diciembre, y que se produzca un cambio de gobierno: "el Partido Laborista ha prometido reconocer la decisión de la Corte Internacional de Justicia de La Haya", afirma Sands. Por su parte, Bancoult también asegura que cuenta con el apoyo del Partido Laborista y su presidente: "Si el nuevo gobierno estuviera dirigido por Jeremy Corbyn, se ganaría mucho. Ya nos apoya y ha prometido respetar la decisión de la ONU".

Las organizaciones de la ONU ya están en el proceso de revisar el material cartográfico y presentar las Islas Chagos como parte de Mauricio. Con eso, Mauricio podría disponer de los derechos de pesca y de sobrevuelo, lo que supondría una ruptura dramática para Gran Bretaña.

Según Bancoult, al menos 596 nativos de la primera generación de las Islas Chagos siguen vivos. Con los descendientes, el número se eleva a 9800 personas. Como muchos de su generación: "la mayoría quiere morir en su lugar de nacimiento."

(ju/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

 

DW recomienda