Islamistas llaman a protestas para celebrar revolución egipcia | El Mundo | DW | 22.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Islamistas llaman a protestas para celebrar revolución egipcia

Según el comunicado, las marchas del próximo sábado 25 de enero serán pacíficas. Hay quienes planean pedirle al jefe del Ejército que asuma la presidencia.

Este miércoles (22.01.2014) los Hermanos Musulmanes y otros grupos afines convocaron a 19 días de protestas para celebrar el tercer aniversario de la revolución de 2011. Las manifestaciones comenzarán el próximo viernes 24 de enero y tendrán como lema “una única revolución, una única sangre y un único asesino”. La mayor concentración será, sin embargo, el sábado 25.

La Alianza de Defensa de la Legitimidad, que es como se llama la plataforma política que agrupa a la oposición, anunció también que las protestas se celebrarán en la plaza Tahrir, mismo lugar donde inició la revolución que logró sacar a Hosni Mubarack del poder. Las marchas tendrán el principal objetivo de honrar a los mártires de aquella lucha.

Los Hermanos Musulmanes expresaron también que el pueblo debe hacer presión hasta vencer a los “golpistas”, como califican a quienes se tomaron el poder tras derrocar al islamista Mohamed Mursi. Se ha informado que las marchas serán pacíficas. Sin embargo, algunos hablan de iniciar una nueva revolución el próximo sábado, mientras que otros piden que el jefe del Ejército tome la presidencia.

Gobierno toma medidas

Como preparación para los eventos, el Gobierno de Egipto ha puesto en alerta a un gigantesco número de efectivos para las jornadas de manifestaciones. Las fuentes hablan de que serán movilizados hasta 260.000 policías para el próximo sábado, pues se temen nuevos enfrentamientos entre los manifestantes y los partidarios del Gobierno de transición instaurado por los militares.

Después de la revolución del 2011 los brotes de violencia en Egipto continuaron. Las manifestaciones volvieron a escalar el 30 de junio del 2013, cuando millones de personas salieron a las calles para pedir que el primer presidente electo del país, Mohammed Mursi, renunciara su cargo. Un día después, el jefe del Ejército, Abdel-Fatah al Sisi, lideró el golpe de Estado con el que Mursi finalmente salió del poder.

Los seguidores de Al Sisi esperan las marchas del próximo 25 de enero para pedir al general que tome la presidencia del país, pues es considerado el único líder con la fuerza suficiente para conseguir que retorne la paz a Egipto.

AG (EFE, AP)

Publicidad