Isabel Cademartori: la nueva diputada chilena-alemana que llega al Bundestag | Alemania | DW | 04.10.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Isabel Cademartori: la nueva diputada chilena-alemana que llega al Bundestag

Nieta de un ministro del expresidente chileno Salvador Allende, su vida ha estado marcada por la política. En entrevista con DW, habla de su historia, su llegada al Parlamento alemán y su mirada a la realidad chilena.

"Cuando empezamos esta candidatura, parecía que iba a ser un proyecto a largo plazo, de postular quizás en cuatro años más. Pero teníamos esperanza por las últimas encuestas y, sobre todo, lo que nos decía la gente en la calle. Estoy muy contenta”, dice Isabel Cademartori a DW en un perfecto español con acento chileno.

Joven, mujer y con una historia de migración, es una de las nuevas voces que llega al Bundestag. A sus 33 años, la representante del partido Socialdemócrata (SPD) acaba de ser elegida por mandato directo con la primera mayoría (26,4% de los votos) por el en el distrito de Mannheim, estado federado de Baden-Wurtemberg, en el suroeste de Alemania.

La política está en su historia y su ADN. Su abuelo paterno, el economista chileno José Cademartori, militante comunista, fue diputado por cuatro períodos y el último ministro de Economía del expresidente Salvador Allende, entre julio y septiembre de 1973. Tras el golpe militar estuvo detenido por tres años en diferentes recintos y salió del país exiliado en 1976. Vivió en Venezuela y Cuba, y cuatro años en Alemania del este.

Allí se conocieron los padres de Isabel, él chileno y ella alemana. Se casaron y en 1989, después del plebiscito que selló el fin de la dictadura de Augusto Pinochet, la familia se trasladó a Chile. Isabel tenía un año. Creció en Santiago e ingresó al Colegio Alemán. Tras la separación de sus padres, regresó con su madre a Alemania, cuando tenía 12 años. Estudió Economía en la Universidad de Mannheim, donde también hizo un master y posteriormente comenzó a trabajar como investigadora y docente.

Isabel Cademartori y familia.

Isabel, a su llegada a Alemania.

¿De qué manera ha influido la historia familiar en su opción por la política?

Es la razón por la cual hago política. Desde niña se hablaba de política en mi casa y mi abuelo nos contaba su historia, que siempre me ha fascinado. Me acuerdo muy vivamente de discusiones políticas en el colegio, desde muy chica. No todos tenían la misma interpretación que yo y fue muy impactante enterarme de que había gente que no veía a Pinochet como dictador ni ese período como una dictadura. Una compañera en tercer grado dijo que "Pinochet fue un buen presidente”, y yo pensé ¿cómo que presidente? Eso me politizó mucho.

¿Cómo eran las conversaciones en casa?

Mi abuelo estuvo encarcelado en Dawson (isla en el Estrecho de Magallanes, que fue usada como centro de detención de la dictadura). Yo me preguntaba, cómo pueden hacer algo así, que no es democrático. Para mí fue el inicio de ser una persona política, de querer trabajar por más justicia y por más igualdad. Y si bien estoy en el partido Socialdemócrata, que no es el mismo de mi abuelo, estamos de acuerdo en todas las cosas importantes.

¿Qué valores le ha transmitido?

Sobre todo el valor de la democracia. Trataron de cambiar el país, terminar con la pobreza y no pudieron lograrlo porque hubo un golpe de Estado, un acto contra la democracia, y una dictadura brutal y violenta. Por eso estoy en el partido Socialdemócrata, porque la democracia es la base de todo lo que hacemos y eso nunca se puede cuestionar.

¿Qué opina del movimiento de protesta en Chile, que comenzó en octubre de 2019?

La gente quiere educación gratuita, acceso a buena salud, a pensiones y a un sueldo del que se pueda vivir. Cuando vine a Alemania con mi mamá, primero estuvimos en la red de apoyo social hasta que ella logró encontrar trabajo. Pude ir al colegio, teníamos un departamento, pude estudiar sin pagar mensualidad y además con beca para gastos. Cuando le cuento a mis amigos en Chile no me creen, lo encuentran increíble. Y aquí también cuando la gente se queja mucho, les digo que en otros países las cosas son muy diferentes, que podemos estar muy contentos de tener un país donde la red social es tan fuerte.

¿Cómo ve el proceso chileno actual para escribir una nueva Constitución?

Da esperanza y, desde el punto de vista de política y científica, es muy interesante ver cómo será esta Constitución, comparada con las del siglo pasado. Muchos países, también Alemania, se pueden beneficiar de seguir este proceso y también apoyar a las fuerzas sociales y democráticas.

Isabel Cademartori, en bicicleta por el SPD.

Isabel Cademartori, en bicicleta por el SPD.

¿Qué cambios debiera impulsar Chile?

La educación es muy importante, es la clave para la movilidad social y tener una vida mejor. Si empiezas tu vida profesional con deudas de miles de dólares es muy difícil avanzar. A diferencia de Alemania, donde todos van a los mismos colegios, en Chile el colegio determina el estatus socioeconómico de una persona. Es muy importante avanzar hacia un sistema de educación gratuito. También en temas de medio ambiente y clima, que Chile mantenga control sobre sus recursos y la propia ciudadanía decida cómo manejarlos para que la mayoría se beneficie de ello. Yo creo que los cambios son posibles. En Chile hay mucha riqueza, solo que está concentrada en pocas personas. La desigualdad es uno de los problemas más graves en el país.

Mayor diversidad en el Bundestag

En la última década, Isabel Cademartori ha desempeñado diversos cargos de liderazgo regional en el SPD y los últimos dos ha sido concejal en el municipio de Mannheim. Ahora llega al Bundestag con la bancada de 207 diputados del SPD, la más numerosa y con el mayor porcentaje de historias de migración, que subió de 9,8% a 17%. Los orígenes son muy diversos e Isabel es la única con raíces latinoamericanas.

"Es un reflejo de la sociedad alemana hoy, que es mucho más diversa. No es extraño que esa diversidad esté llegando también a la política y es una buena señal de que somos un país donde todo tipo de personas puede tener éxito, vivir una buena vida, y todos somos parte de Alemania”, destaca. Su ciudad es un ejemplo de ello.

En el Bundestag espera continuar trabajando temas de tránsito e infraestructura, que ha visto como concejala: "Pensando en el futuro y el cambio climático, es muy importante renovar nuestra infraestructura. También me interesa el área de salud, lo que ahora en medio de la pandemia es muy importante”.

Desde Alemania, Isabel Cademartori mantiene los vínculos con su familia paterna que está en Chile y trata de informarse sobre el proceso constituyente y las próximas elecciones presidenciales de noviembre. Recién la están contactando desde el mundo político chileno, con el que espera establecer vínculos y "tener la oportunidad de dar impulsos positivos para las relaciones entre ambos países”.

 

DW recomienda