Irak pide que Turquía e Irán cierren fronteras con Kurdistán | El Mundo | DW | 07.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak pide que Turquía e Irán cierren fronteras con Kurdistán

El Ministerio de Exteriores de Bagdad también pidió cortar las relaciones comerciales con los kurdos, como represalia por la realización del referéndum independentista.

El canal público de televisión Al Iraqia informó este sábado (07.10.2017) que el Ministerio de Exteriores del país solicitó a sus vecinos Turquía e Irán que cierren sus fronteras con el Kurdistán iraquí, en medio de la disputa del gobierno central con la región autónoma por la realización de un referéndum independentista. A eso se sumó la solicitud de cortar las relaciones comerciales con los kurdos.

Según un comunicado emitido este sábado, el Ministerio reconoció el envío hace "más de una semana" de un memorando oficial a las embajadas de los citados países en Bagdad, la capital iraquí, en el que solicita que "traten exclusivamente con el Gobierno federal" lo relativo a los pasos fronterizos hasta que la región del Kurdistán entregue el control de dichos puestos a Bagdad.

"El Ministerio también pidió detener todas las transacciones comerciales con el territorio del Kurdistán, especialmente aquellas relacionadas con el petróleo, y que este asunto sea tratado únicamente con el Gobierno federal iraquí", declaró el portavoz del Ministerio, Ahmed Mahjoub. La confirmación se produce dos días después de que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunciara que ordenará el cierre de la frontera con el Kurdistán iraquí.

Preocupación regional

Las autoridades del Gobierno central iraquí han tomado varias medidas contra el gobierno autónomo en represalia por el referéndum independentista celebrado por los kurdos el pasado 25 de septiembre. Entre estas medidas se encuentra la suspensión de los vuelos internacionales en los aeropuertos de las ciudades de Erbil, capital del Kurdistán, y de Suleimaniya, y que entró en vigor el 29 de septiembre.

Bagdad aseguró que el tráfico aéreo se reanudará cuando el Gobierno central asuma el control de los aeropuertos de la región. La realización del referéndum kurdo, donde el 92 por ciento de los participantes votó a favor de la independencia, molestó a Bagdad y a sus vecinos, a quienes preocupa que el movimiento anime a sus propias minorías kurdas a independizarse. Estados Unidos y otros países temen que el referéndum y su resultado desvíen la atención de las operaciones actuales contra la milicia terrorista Estado Islámico (EI) en Irak y Siria.

DZC (dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad